El Gobierno de Nicaragua ha solicitado al Gobierno de Costa Rica le permita enviar un equipo que verifique que las investigaciones sobre el asesinato de una familia nicaragüense, se realicen de acuerdo a las leyes y los convenios internacionales, informó la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo.

Rosario señaló que Nicaragua se siente conmovida por la tragedia en la cual resultaron masacrados en Santa María de Dota, una mujer 32 años, su esposo de 50 años, un niño de 11 años y una niña de 9.

“Hemos estado con instrucciones de nuestro Comandante-Presidente, en comunicación con las autoridades costarricenses a través de nuestra fiscal, Compañera Ana Julia Guido, a través de nuestro embajador, Harold Rivas, para garantizar que se cumpla con todos los procedimientos, las investigaciones, las indagaciones de manera que se sepa qué pasó con esa familia nicaragüense”, indicó.

Rosario explicó que el padre era de Chontales, mientras que la madre era del Caribe Sur.

Manifestó que a través del embajador se les ha estado dando todo el apoyo psicológico, solidario y humano a los familiares, a quienes se les ha asegurado que una vez se cumplan los procedimientos, se podrán repatriar los cuerpos de los compatriotas.

“La Fiscal también ha solicitado autorización, la compañera Ana Julia, ha solicitado autorización a la Fiscalía de Costa Rica para enviar un equipo de expertos, un fiscal, un oficial de criminalística y uno de auxilio judicial (...) para verificar que todos los actos que tengan que realizarse sean los necesarios, los indispensables para que las investigaciones y los procesos se realicen de acuerdo con las leyes y los convenios internacionales”, explicó.

Rosario pidió a Dios le brinde la familia consuelo, comprensión, fortaleza y alivio para seguir librando la batalla.

"No podemos dejarnos, como cristianos, derrotar por los golpes que nos da la vida. Solo nos queda transitarlos, caminarlos y crecer", aseguró.