Con un promedio de 12 horas al día, los latinoamericanos estamos a la cabeza a nivel mundial en el consumo general de contenido mediático, según un estudio publicado por la consultora especializada ZenithOptimedia (ZO).

De acuerdo a la investigación, este promedio latinoamericano está muy por encima de la media global de 8 horas al día que se alcanzará este año, y explican se debe a la mejoría de la situación económica de la región.

En el otro extremo, la zona Asia-Pacífico es la que menos consumo de medios registra, con un promedio de 5 horas, aunque se espera que crezca a un ritmo de 3 por ciento anual hasta el 2017.

Internet, el responsable

Este incremento generalizado en el consumo de medios tiene un claro responsable: internet.

Según los datos, este año el uso de internet crecerá 12 por ciento a nivel mundial. De continuar este ritmo, para el 2017 representará un 29 por ciento del total de tiempo que la gente pasa accediendo a medios de comunicación.

"La persona promedio ya gasta la mitad del tiempo que pasa despierta consumiendo medios”, afirma Jonathan Barnard, de ZO, citado por el sitio especializado Adweek.

“Sin embargo, alrededor del mundo la gente busca más oportunidades para descubrir información, disfrutar del entretenimiento y comunicarse entre sí, y las nuevas tecnologías están brindando esas oportunidades”, afirmó.

El tiempo que la gente pasa en internet se ha duplicado desde 2010, de un promedio diario de 60 minutos, a 1 hora y 49 minutos hoy.

Las tecnologías móviles han acelerado este ritmo de crecimiento, proveyendo a los consumidores nuevas oportunidades de acceso fuera del trabajo y la oficina.

¿Y los medios tradicionales?

Este ritmo de crecimiento del consumo de internet se ha alcanzado a expensas de los medios más tradicionales en los últimos cinco años.

ZO reveló que el tiempo dedicado a estos medios (televisión, cine, radio, medios impresos, publicidad exterior, etc.) ha caído 30 minutos por día, alcanzando un promedio de 6 horas y 15 minutos.

Aún así, la televisión sigue imponiéndose por encima de otros formatos, aunque ha bajado de un total de 42 por ciento del total de consumo que alcanzaba en 2010, a un 38 por ciento en la actualidad, y se espera que para el 2017 llegue al 35 por ciento.

Sólo publicidad exterior se mantiene

Con excepción de la publicidad exterior, todos los medios tradicionales, incluyendo revistas, periódicos, radio y cine, están viendo caer su cuota del pastel en los últimos cuatro años, y se espera que siga así al menos hasta el 2017.

La peor situación se la llevan los periódicos, con un disminución de un 26 por ciento en el tiempo que la gente se ocupa en leerlos, seguido por las revistas con una baja de un 19 por ciento.

De 2014 a 2017, ZO espera que la lectura de periódicos caiga 5 por ciento anualmente, mientras que las revistas y la televisión disminuirán su presencia a ritmos de 4 y 2 por ciento, respectivamente.

Por otra parte, la exposición a publicidad exterior ha crecido un 1 por ciento desde 2010, gracias al incremento de estos productos en los espacios públicos, la migración urbana en los mercados emergentes y el mayor tiempo que la gente pasa fuera su casa gracias a una mejor situación económica, señala el estudio.

Ese crecimiento, no obstante, está ralentizándose, por lo que no espera que ocurran mayores cambios en los próximos años.