El mal tiempo obligó al aterrizaje en Nagoya, Japón, de un avión solar cuya tripulación aspira a darle la vuelta al mundo, informaron hoy autoridades en esta capital.

La parada del aparato Impulso Solar Dos en la occidental ciudad japonesa, modifica el plan de los pilotos de pasar el océano Pacífico en el tiempo estipulado.

En el proyecto original, la nave saldría de Nanjing, China, y llegaría a islas Hawai, pero el viento y la nubosidad impidieron cumplirlo.

A juicio de los expertos, la travesía sobre el Pacífico constituye uno de los tramos más peligrosos y largos del viaje de 35 mil kilómetros que inició en marzo pasado en Abu Dhabi.

Según los cálculos de los navegantes, el Impulso Solar Dos consumirá 12 etapas y 25 días de vuelo efectivo a una velocidad que oscila de 50 a 100 kilómetros por hora para lograr el objetivo de dar la vuelta al mundo.