Científicos británicos advierten que los malos hábitos de comida, que llevan a la obesidad, podrían estar llevando a convertir esta condición en una de las principales causas de cáncer, incluso superando el tabaquismo.

Expertos que participaron en la conferencia anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (SAOC) en Chicago, señalaron que las tasas de aumento de la obesidad era responsable del incremento en la aparición de 10 cánceres comunes.

Clifford Hudis, un especialista en cáncer de mama de Nueva York, dijo que las tendencias indican que los jóvenes estaban presentando cada vez más enfermedades que generalmente se observan en la vejez.

"Ser delgado no necesariamente significa que usted no tendrá estas enfermedades, pero la obesidad podría significar que las padezca antes en la vida", dijo el ex presidente de SAOC.

"Así que usted podría tener cáncer de colon a los 60 años en lugar de 80”.

Las cifras sugieren que alrededor de 32.000 muertes por cáncer del Reino Unido al año están relacionados con el exceso de peso, según precisa The Telegraph.

Jennifer Ligibel, una especialista en cáncer de la Universidad de Harvard, dijo que, si bien el tabaquismo se mantuvo más peligroso a nivel individual que el exceso de peso, la obesidad se estaba convirtiendo rápidamente en una de las principales causas del cáncer.

"Estamos en un punto crítico ahora; no podemos darnos el lujo de ignorar esto nunca más ", dijo, y advirtió que las tendencias actuales, la obesidad podría superar el tabaquismo como la causa fundamental del cáncer en unos 10 años.

Los expertos dijeron que la obesidad estaba conduciendo el cáncer porque da lugar a desequilibrios hormonales que pueden alimentar el crecimiento del tumor.

Por otra parte, los expertos dijeron que el ejercicio era una fuerza tan "potente" contra el cáncer que debe ser recetado como parte del tratamiento de la enfermedad.

Los investigadores dijeron que las mujeres con cáncer de mama podrían reducir la mortalidad hasta en un 50 por ciento con ejercicio moderado de media hora, cinco veces a la semana, en comparación con aquellos que son inactivos.

“El ejercicio crea un ambiente hostil para las células cancerosas", dijeron los investigadores.