Tribus nómadas que existieron hace más de 2000 mil años en Asia y Europa, experimentaron el fumado de cannabis con toda la pompa posible: utilizando “bongs” de oro sólido.

Arqueólogos descubrieron recientemente en Rusia un tesoro de 2,400 años de antigüedad, en el que destacaron los lujosos artículos para el consumo de la droga, junto a 7 libras de otros artículos de oro, según Daily Mail.

Los artículos habían sido enterrados en una cámara llena de piedras antes de ser ocultados por una gruesa capa de arcilla.

Pruebas realizadas indican que los residuos de color oscuro que se encontraron dentro de los objetos provienen de la marihuana y el opio.

Los expertos creen que los objetos pertenecían a los escitas, una raza guerrera nómada que gobernó grandes extensiones de Europa y Asia, entre el siglo noveno y el siglo cuarto antes de Cristo.

Esto quiere decir que estos “bongs” están entre los más antiguos.

Varios historiadores dicen los escitas fumaban, ya veces preparaban un brebaje en el que combinaban cannabis y opio, con el fin de alterar su estado de ánimo antes de ir a la batalla.

La excavación también llevó al descubrimiento de copas de oro, anillos y anillos de cuello. Todos los elementos ya se han limpiado y puesto en exhibición en un museo ruso.

Antonn Gass, de la Fundación del Patrimonio Cultural Prusiano, en Berlín, dijo: "Estos son algunos de los mejores objetos que conocemos de la región."