El medio local The Washington Post publicó un informe en el cual revela que la policía de Estados Unidos (EE.UU.) ha matado con impactos de bala a 385 personas durante los primeros meses del año; lo que se traduce a un promedio de dos personas por día.

La publicación resalta que este reporte se realizó únicamente con datos de personas que murieron por impactos de bala y no se tomaron en cuenta a las víctimas que cayeron a causa de otras acciones violentas de la policía.

El diario resalta, además, que la cifra supone el doble de las muertes por disparos recogidas en las estadísticas oficiales del Gobierno durante la última década.

The Washington Post indica que de los fallecidos, 365 eran hombres, mientras que 20 eran mujeres. El rango de edad oscila entre los 16 y los 83 años.

Asimismo el diario añade que alrededor del 80 por ciento de los muertos estaban armados con objetos potencialmente letales, en su mayoría pistolas, sin embargo, también se registraron cuchillos, machetes y enfrentamientos con vehículos.

La mayoría de los muertos eran de clase baja y tenían antecedentes policiales, principalmente por delitos menores.

Además, 92 de los fallecidos, que suponen casi un cuarto del total registrado, han sido declarados por las autoridades o por sus familiares como trastornados mentales.