Oficiales de la fuerza pública de Costa Rica encontraron este sábado tres cuerpos de una familia nicaragüense en Copey de Dota, cerca de la vivienda en donde este viernes hallaron a una menor de 9 años asesinada sobre una cama.

Autoridades costarricenses confirmaron que se trata de una familia de origen nicaragüense que vivía desde hace 10 años en esa localidad.

Según reportes de la prensa local, todos los miembros de la familia asesinada presentan heridas de arma blanca, pero aún la policía desconoce el móvil del asesinato. Las autoridades sospechan que el crimen pudo ocurrir el jueves anterior.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Costa Rica informó sobre el asesinato del primer miembro de la familia, una niña de nueve años, cuyo cuerpo fue descubierto cerca de las 3 de la tarde del pasado viernes.

Posteriormente, cerca de las 10 de la mañana de este sábado 30 de mayo, la unidad canina ayudó a encontrar el cuerpo sin vida de un niño de 11 años, también miembro de la misma familia, en una zona montañosa a 250 metros de la vivienda.

Una hora después, el papá y la mamá, identificados como Ramón Suárez Espinoza y María Haydée Miranda, aparecieron por separado en las márgenes del río Pirrís, en la parte trasera del terreno, a unos 250 metros de la casa, afirmó Carlos Hidalgo, vocero de Fuerza Pública.

Las autoridades costarricenses están ampliando las investigaciones sobre los hechos.