Llenos de recuerdos y sobre todo con mucho amor, llegaron al Cementerio General de Managua centenares de nicaragüenses a depositar flores en las tumbas de sus madres y abuelas.

Junto a los arreglos de flores, familiares limpian las tumbas, las riegan y adornan para rendir homenaje a ese ser tan importante a como es la madre.

¡El que tenga a su Madre que la disfrute!

Con esa frase y con lágrimas en sus ojos, manifestó el dolor al no tener viva a su madre la señora María Benavidez.

“Es un día que se celebra con mucha devoción. Ya mi madre ya no está y deseara tenerla y no es posible, pero donde quiera que ella se encuentre la llevo en mi corazón”.

“Hace tres años que se fue y la anhelo mucho, por eso vengo hoy a hacer de cuenta que voy a compartir estas horas con ella, por eso les digo a los hijos que aún tienen a su mamá que la valoren mucho, que la aprecien y que la disfruten en vida”.

“Todos los días es el día de las madres y hay que demostrarle amor en vida. Mi abuela era una mujer muy especial y siempre la recordamos”, dijo Cristian Barrios, quien llegó a enflorar a su abuela.

“Todos los días es el día de las madres y hay que demostrarle amor en vida. Mi abuela era una mujer muy especial y siempre la recordamos”, dijo Cristian Barrios, quien llegó a enflorar la tumba de su abuela.

Asimismo, Lucy Salgado, comentó que “Los abuelos y los abuelos son especiales porque de ellos uno obtiene toda la riqueza (moral), por eso todos los años y todos los domingos que puedo vengo a enflorarla”.

"Los seres queridos se mueren cuando uno los olvida"

“A como decía el padre en la iglesia, los seres queridos se mueren cuando uno los olvida, entonces mi madre está viva en mi corazón a pesar que hace dos años, el nueve de marzo, se me murió”, externó Celia Dolores Calderón Talavera.

Manifestó que “La madre es lo más maravilloso que hay y mi madre fue la mejor del mundo, por eso yo no dejo nunca de venir a enflorarla; aunque no sea Día de la Madre, yo siempre vengo”.