El Hospital Bertha Calderón celebró el Día de las Madres y homenajeó a las primeras mujeres que dieron a luz este 30 de mayo.
De los 9 partos atendidos en las primeras horas del 30 de mayo, 7 fueron naturales y dos por cesárea. Nacieron dos varoncitos y 7 niñas.

La primera madre en dar a luz fue Jamileth Gutiérrez, procedente de Mateare, quien a las 00:00 horas del sábado dio a luz un varoncito que pesó 9 libras. El bebé es el quinto hijo de Jamileth.

Todas las madres que dieron a luz este día recibieron flores y muchos regalos para sus bebés.

Nanci García, de 20 años y procedente del barrio Montoya de Managua agradeció los gestos de amor recibidos y se mostró emocionada por dar a luz a su segundo hijo en el Día de las Madres.

“Nació bien, gracias a Dios, fue cesárea”, dijo al mismo tiempo que valoró de muy buena la atención recibida en el centro hospitalario.

Por su parte Yahoska Martínez, madre primeriza, se mostró contenta y sin palabras al escuchar la primer serenata ofrecida en su honor tras convertirse en mamá.

“Me parece que es mentira que es mío. Sufrí, vine desde el miércoles aquí. Mi pelvis es muy pequeña y me tuvieron que cesarear, pero me atendieron bien. Me siento tranquila, al verla a ella, eso consuela todo”, agregó.

Serenata, misa y regalos

La sala de maternidad del Hospital Bertha Calderón se convirtió durante la mañana en un verdadero lugar de festejo.

Las serenatas y mariachis, seguida de la entrega de obsequios y una eucaristía oficiada por el padre Horacio Matus, de la iglesia Nuestra Señora del Pilar, fueron parte de los honores rendidos no solo a las madres de este 30 de mayo, sino a todas las madrecitas que por algún motivo se encontraban presentes en el centro asistencial.

La Alcaldesa de Managua, Compañera Daysi Torres, llegó al Hospital Bertha Calderón acompañada de mariachis y regalos para las más de 90 madres nicaragüenses que se encuentran en la sala de maternidad de esa unidad de salud.

Al mismo tiempo valoró la trascendencia de la celebración a las madres nicaragüenses y ratificó el compromiso del gobierno sandinista de seguir trabajando para alcanzar la prosperidad.

“Es un privilegio y una bendición de Dios. Les hemos traído serenatas y regalos, pero lo más importante es el abrazo amoroso del Comandante Daniel y la Compañera Rosario, bendiciones que les hemos traído de parte de ellos”, expuso la alcaldesa.