Tras varios días de celebración en una jornada de amor y reconocimiento, este 30 de mayo las familias festejan en unidad y con mucho cariño a las madres nicaragüenses.

La Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, ratificó el compromiso del Gobierno Sandinista para continuar trabajando por una vida más digna y justa para las madres nicaragüenses.

De esta manera, vivienda, techos dignos, calles nuevas, títulos de propiedad y bonos productivos fueron entregados a miles de madres durante toda la semana, llegando a los lugares más alejados del país.

Para las familias y particularmente para las madres, el hogar es un lugar sagrado por el cual luchan y dan la vida.

Con lágrimas en sus ojos, María de los Ángeles Carmona Maradiaga, aseguró que luego de habitar por 22 años en el barrio Roberto Alvarado, es motivo de alegría y satisfacción recibir finalmente su título de propiedad, documento que ella y sus vecinos han esperado por muchos años y que por falta de recursos no había tenido la oportunidad de gestionar por su cuenta.

También las madres que trabajaron toda su vida fueron honradas con el reconocimiento del Gobierno Sandinista a su esfuerzo. En ese sentido, buena parte de madres adultas mayores que reciben la pensión reducida fueron sorprendidas con el anuncio que hizo la Compañera Rosario sobre el aumento en el pago de la pensión.

Desde el Ministerio de la Familia y el Ministerio de Salud, miles de mujeres embarazadas fueron agasajadas en las Casas Maternas y hospitales donde se desarrollaron jornadas de embellecimiento, atención en salud y recreación sana.

En los barrios y comunidades, la Juventud Sandinista, Gabinetes de la Familia, Consejos de Liderazgo y autoridades locales se movilizaron a las viviendas de miles de madres nicaragüenses para felicitarlas y transmitir el caluroso saludo del Presidente Daniel y la Compañera Rosario.

La compañera, Rosa Alpina Campos (78 años), al ser visitada por las autoridades de Gobierno, expresó sentirse realmente alegre y satisfecha, porque el Presidente Daniel siempre se acuerda de ella.

"Ha sido sorpresiva esta visita. Aunque estoy bastante enferma, porque padezco artritis, y he estado siendo atendida por un nutricionista, me alegro mucho. Lo bueno es que no sólo se acuerdan de mí hasta el Día de las Madres, sino que siempre me vienen a ver, y aseguran mi medicina y alimento", sostuvo.

También las jefas de familia que eran atendidas en los albergues, recibieron en vísperas de la celebración del Día de las Madres, las llaves de sus casas en Ciudad Belén, donde habitarán dignamente con sus familias.

El Gobierno Sandinista, siempre homenajeando a la madre nicaragüense, también celebró este jueves un encuentro con madres de los héroes y mártires de San José de las Mulas en el Parque Japonés; además rindieron un tributo a las madres panificadoras, madres trabajadoras, madres que luchan por esta Nicaragua bendita y siempre Libre!