Este viernes, el volcán del monte Shindake, ubicado en la isla remota de Kuchinoerabu-jima, al sur de Japón, entró en actividad volcánica.

El hecho se produjo cuando el macizo levantó una gran columna de humo negro.

Producto de la emergencia, las autoridades comenzaron la evacuación de los residentes del área circundante al macizo, cuya población es de 140 personas, mientras la Agencia Meteorológica de Japón elevó la alerta a nivel cinco para el área.

La última actividad registrada por el macizo se produjo en septiembre de 1980, generando la aparición de decenas de cráteres en la cara oriental del monte Shindake.