El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, sostuvo un encuentro privado con representantes de la empresa Statoil Noruega, que este jueves suscribió cuatro contratos de exploración y explotación de hidrocarburos con el Gobierno Sandinista a través de la empresa Petróleos de Nicaragua (Petronic).

En el encuentro, el Presidente Daniel recordó que el pueblo noruego siempre ha sido solidario con Nicaragua, y en los años de conflictos estuvo comprometido con la lucha por la Paz en Centroamérica, particularmente en El Salvador, Guatemala y Nicaragua.

“En ese tiempo esa era la prioridad, la paz. Ahora se da la oportunidad de que vengan las inversiones noruegas, sobre todo en este campo que tiene que ver con las exploraciones. En aquella época era imposible. Todas las zonas costeras de Nicaragua estaban afectadas por la guerra; incluso hubo minado de los puertos nicaragüenses y luego la Corte de La Haya falló condenando a Estados Unidos y llamando a los Estados Unidos a suspender el minado y a indemnizar a Nicaragua”, recordó el mandatario.

El Presidente Daniel valoró que el proyecto noruego sobre exploración y explotación petrolera “llega en un momento cuando hemos logrado consolidar la Paz en Nicaragua y en Centroamérica”.

El Comandante manifestó que en estos tiempos, la lucha es contra el narcotráfico y el crimen organizado. No obstante, señaló que Nicaragua es un punto de referencia muy seguro.

“Este es un punto de contención. Las dificultades mayores están en El Salvador, Honduras, Guatemala y aquí hemos logrado mantener un alto grado de seguridad”, aseguró.

Daniel explicó que la seguridad de Nicaragua es una buena señal para los inversionistas, pero también lo es la gran alianza entre trabajadores, empresarios, productores y gobierno que logró establecerse y consolidarse desde el año 2008.

“Esto nos garantiza una gran estabilidad social, laboral, teniendo como objetivo siempre el combate a la pobreza”, afirmó.

Estudios de exploración iniciarán de inmediato

Por su parte Nicholas Maden, representante legal de la empresa Statoil ASA de Noruega, expresó que fue un honor haberse reunido con el Presidente Daniel, a quien describió como una persona fantástica y agradable.

“Ha sido un honor que él haya podido tener tiempo para encontrarnos, hemos discutido un poquito sobre el proyecto en el futuro y que la empresa de (exploración) sísmica empezará a tirar la sísmica a partir de mañana (viernes) sobre los próximos tres meses”, declaró el ejecutivo.

“Después de los próximos dos años de haber evaluado esa sísmica, entonces se harán los estudios para ver cómo proseguir con el proyecto”, agregó Maden.

El ejecutivo dijo que para su empresa este es un proyecto importante y señaló que están ansiosos de ver el potencial que se descubra en los estudios sísmicos que se harán en el área de la concesión.

El ingeniero geólogo Mauricio Darce, de la empresa Petronic, detalló que el proyecto consiste en la búsqueda de hidrocarburos, gas y petróleo, en un área de 16 mil kilómetros cuadrados en el océano pacífico de Nicaragua.

“Esto va por etapa y por fases, hay un programa completo de programa mínimo exploratorio de acuerdo a nuestra Ley, eso conlleva a sub periodos de dos años y medio, en cada sub periodo se hacen inversiones que si van dando resultados positivos entonces hay un incremento”, indicó.

“Ahorita estamos tirando sísmica, reacción sísmica de dos dimensiones. Se procesa, se interpreta, se evalúa. Si hay estructuras que pudieran contener hidrocarburos, entonces se hace más investigación sísmica en tres dimensiones y después se evalúa la posibilidad de hacer perforaciones con pruebas de producción”, explicó.

Darce precisó que el periodo de exploración es de 6 años, renovable un año más, y conlleva una inversión de entre 90 y 100 millones de dólares.

“Si ellos hacen un descubrimiento a nivel comercial tienen que declararlo al Ministerio de Energía y Minas, y plantear un programa de desarrollo y de evaluación de la comercialidad, después si es aceptado por las autoridades nacionales pasaríamos a una etapa de explotación que ya es a más largo plazo, digamos 25, 30 o 40 años según las reservas disponibles”, refirió Darce.