La Comisionada Erlinda Castillo, Jefa de las Comisarías de la Niñez y la Mujer, aseguró este jueves que continúan disminuyendo las denuncias por violencia doméstica, gracias a que las familias escuchan y ponen en práctica los consejos que se están llevando casa a casa durante la ejecución de las consejerías móviles.

Durante un recorrido el que se desplazaron 6 grupos de consejeros en la Colonia Tenderí ubicada en el distrito IV de Managua, la Comisionada Castillo, señaló que en las visitas se pretende calar en las familias para que éstas puedan resolver sus desentendimientos a través del diálogo fraterno y el buen control de los hijos.

“(Continuamos) llevando ese mensaje de cómo poder construir una familia llena de amor, llena de mucha solidaridad, unidad, donde predomine el respeto, la escucha atenta en las familias nicaragüenses y donde podamos convivir con las diferencias que tenemos pero poder resolver los problemas a través del dialogo ”, señaló.

Familias reciben el mensaje de amor

Al mismo tiempo, indicó que el mensaje de amor y el llamado a propiciar la permanencia de la armonía en el hogar es siempre bien recibido por las familias.

“Algunos lo reciben muy positivamente otras (familias) se molestan. Se molestan tal vez no por el mensaje, sino porque de repente es inesperado, no saben qué cosa es. Ya a la hora de escuchar el mensaje se animan y nos agradecen. Yo creo que esto la familia siempre lo va a ver de manera muy positiva”, subrayó.

Esa reacción es fácilmente constatada las personas que reciben a las consejerías móviles en sus hogares.

“Primera vez que se ve eso aquí. Está bien todo, siempre lo principal es la comunicación que tiene que ver con la familia y con los vecinos también”, indicó el joven padre de familia Giovani Bermúdez.

Por su parte, el nonagenario Julio César Fuentes, cabeza de familia de tres generaciones, manifestó su agrado por la visita de las consejerías. A pesar de su edad y con una alegría manifiesta resaltó con gran lucidez la importancia de la unión en la familia, así como el empeño en la crianza de los hijos.

“Para mí lo mejor es la educación. (Estas visitas) son lo más divino, Dios sabe lo que hace”, exclamó, invitando a las parejas jóvenes a mantener la armonía en sus hogares.