Las Reservas Internacionales Brutas (RIB) del Banco Central de Nicaragua (BCN) continúan con la tendencia creciente mostrada en los últimos años. El 27 de mayo de 2015 alcanzaron un nuevo máximo histórico de US$2,421.0 millones, superando en US$144.8 millones el nivel observado al cierre de 2014 (US$2,276.2 millones).

El actual nivel de reservas internacionales se traduce en una cobertura de RIB a base monetaria de 2.8 veces y de 5.2 meses de importaciones. Esta posición de reservas contribuye a la estabilidad económica y financiera del país, al garantizar la disponibilidad de divisas para el normal desenvolvimiento de los pagos externos y resguardar la credibilidad del régimen cambiario.

El buen desempeño de la economía nicaragüense, la estabilidad del sistema financiero nacional y la implementación de políticas económicas adecuadas, son los principales elementos que han contribuido al fortalecimiento de las reservas internacionales.