La ciencia avanza a pasos agigantados y un nuevo robot que utiliza el método científico para aprender por sí solo, es prueba de ello.

Un equipo de ingenieros de la Universidad de California en Berkeley, Estados Unidos, ha desarrollado un Androide capaz de aprender a través del método de prueba y error al igual que nosotros los humanos.

Normalmente los robots ejecutan tareas para las que están programados y no son capaces de reaccionar de manera distinta, mientras que BRETT, como se le ha llamado a este robot, puede adaptarse a las diferentes circunstancias.

Para esto, el equipo de ingenieros desarrolló una serie de algoritmos para que el androide aprendiese una serie de tareas motoras, que no incluyen la pre programación del entorno, lo que provoca que el robot se equivoque, pero a la misma vez aprenda de estos errores.

Un gran avance en el campo de la inteligencia artificial representa la capacidad de aprendizaje y la flexibilidad para adaptarse a las circunstancias que posee este robot, pero aún queda mucho camino por recorrer.

@RobRiv8