Un nuevo chip con biosensores integrados permite monitorear de manera precisa diversos parámetros del organismo humano y mostrarlos mediante el teléfono celular.

Este chip, que se implanta bajo la piel, puede ejecutar diversos análisis como el nivel de PH, metabolismo, glucosa, colesterol y hasta las cantidades de fármacos que utiliza el paciente.

El dispositivo tiene un tamaño de un centímetro cuadrado y cuenta con un circuito de seis sensores, que son los responsables de las mediciones y los análisis. También dispone de una unidad de control que analiza las señales de entrada y además, tiene un módulo de transmisión bluetooth, que envía los resultados al Smartphone de manera inmediata.

El chip ha sido probado con éxito en ratones, arrojando resultados eficaces en el control de los niveles de glucosa y paracetamol. El equipo de investigadores pretende realizar pruebas en humanos durante un periodo de tres a cinco años para evaluar los resultados y comenzar su implantación.

@RobRiv8