Miembros de la Dirección General de Bomberos, se han propuesto la titánica tarea de visitar casa a casa a las familias nicaragüenses, recorriendo a pie barrios y comunidades. Esto con el objetivo de transmitir y dar a conocer las medidas que deben de tomar los pobladores para evitar incendios.

El Director General de Bomberos, Comandante de Regimiento, Ramón Landeros, expresó que “cada familia debe de contar con un plan para prevenir incendios”, y en este sentido, los miembros de esta institución vienen dotando a la población de estos conocimientos.

Entre algunas recomendaciones, explicó que cuando en el interior de la vivienda se sienta un olor a gas, aunque no se esté utilizando la cocina, no se debe encender ningún cerillo, ni generador de fuente de calor.

Sugirió que para incorporar el sistema eléctrico a la vivienda, se debe usar una mufa (tubo donde entran los conductores de energía), y de esta manera las redes del sistema, no entren en contacto con el cinc, y por tanto no generar un cortocircuito.

“Los tomacorrientes deben de tener su tapa de protección, para evitar que los niños puedan salir electrocutados; además, no hacer uso excesivo de las regletas. Solo conectar de uno a dos artefactos eléctricos en las mismas”, enfatizó.

El Comandante Landeros advirtió que es importante que todas las uniones de los conductores se mantengan protegidas, y que las cajas de breakers sean automáticas, para estar prevenidos ante cualquier situación.

“Si van a salir, desconectar el cilindro de gas. Desconectar los artefactos eléctricos si no se están usando, ya que estos, aún apagados, si están conectados siguen consumiendo energía”, explicó.

El jefe bomberil, aseguró que en los próximos días, los miembros de esta institución continuarán visitando los hogares nicaragüenses, para que cada familia sepa qué medidas tomar para evitar incendios, y de esta forma promover una cultura de prevención y mayor seguridad.