Con una inversión que sobrepasa los 20 millones de córdobas, la Corte Suprema de Justicia ha dispuesto la construcción de un nuevo laboratorio de ADN y Bioanálisis para seguir fortaleciendo la capacidad del Instituto de Medicina Legal (IML).

El magistrado Marvin Aguilar, presidente en funciones de la Corte Suprema de Justicia, firmó junto al secretario general administrativo, Berman Martínez Martínez y el director general del Instituto de Medicina Legal, doctor Zacarías Duarte Castellón, los planos de lo que será el nuevo laboratorio de ADN y Bioanálisis, el que estará finalizado en diciembre próximo.

“Con este nuevo laboratorio de ADN y Bioanálisis vamos a alcanzar la modernización en acceso a la justicia, garantizar la eficacia, la seguridad de los resultados, la reducción en tiempo y garantizar la justicia en los fallos”, dijo García.

El doctor Duarte explicó que este nuevo laboratorio estará en la capacidad de ofrecer pruebas de alto nivel de credibilidad científica, las que difícilmente serán puestas en duda. Con este moderno laboratorio, el IML podrá ayudar a resolver de forma más expedita, los delitos sexuales, homicidio, femicidio, robo, hurto, casos de paternidad, maternidad, filiación, identificación de personas desconocidas, entre otras pruebas.

El actual laboratorio del IML realiza pruebas a través de muestras de sangre, pero construido el nuevo, tendrá instalada tecnología para hacer exámenes con cualquier tejido humano, incluido los huesos.

El IML desde hace tres años, envía las muestras de ADN a los laboratorios de medicina legal de Panamá y El Salvador, y los resultados se conocen en dos o tres semanas después.

“Hemos enviado más de mil análisis de ADN a Panamá y a San Salvador y esto lleva entre dos a tres semanas, pero una vez en marcha el laboratorio de Nicaragua la prueba se procesará en una semana o incluso dos días”, puntualizó Duarte.