Para la Dirección General de Bomberos (DGB) los incendios son perfectamente prevenibles y los desastres naturales, mitigables, no obstante, destaca que todo ello conlleva una gran responsabilidad por parte de la misma ciudadanía.

El Comandante Ramón Landero, Jefe de la DGB, manifestó que lo primordial es la protección de la vida de ahí que la institución además de sofocar y atender las emergencias, esté avocada a concientizar a la población de que solo con su aporte es que se evitarán incidencias de este tipo.

“Nosotros queremos seguirle pidiendo a la población que nos acompañe en acatar las medidas de prevención. Lo más importante en Nicaragua es prevenir los hechos, hay hechos que se pueden prevenir, y hay hechos que se pueden mitigar sus efectos”, explicó.

En el caso de los incendios, fue enfático en que estos son perfectamente prevenibles.

Explicó que muchos siniestos se dan por cortocircuitos en conductores eléctricos y recalentamiento de electrodomésticos.

En este sentido, llamó instalar conductores adecuados en la distribución eléctrica con una caja de braker y los polo-tierras correspondientes.

Respecto a los electrodomésticos, Landero manifestó que hay que darle mantenimiento a aparatos como los abanicos y desconectar televisores o equipos de audio si no están en uso. También hay que verificar muy bien el funcionamiento de las planchas, ya que un calentamiento en el sistema de estas pueda provocar un incendio.

Especial énfasis hizo en las regletas y extensiones comerciales de conexión eléctrica. Explicó que estas no deben tener conectados más de dos aparatos, pues fácilmente se recalientan.

El Jefe de la DGB exhortó igualmente a ser muy precavidos con el gas de cocina, bajando la palanca y verificando cada 6 meses las bridas de las mangueras. En caso de una fuga, indicó que es recomendable colocar encima de la válvula un trapo húmedo para evitar que tome fuego.