Un trabajo arduo y de convencimiento, pero con logros muy significativos, valoró la consejera Ileana Lezama, que se obtiene del trabajo desarrollado por las Consejerías Familiares y Comunitarias.

Explicó que a diario, bajo lluvia o sol, estas brigadas recorren a pie, cada una de las calles de los barrios de Managua, promoviendo una cultura de convivencia y armonía entre las familias.

“Queremos mejorar la comunicación entre las parejas y la familia; promover la tolerancia, el respeto, la solidaridad y el autocontrol, y por eso les decimos que lo importante es conversar ante los problemas de la vida, y no gritarse, ni decirse palabras vulgares u ofensivas”, explicó.

Esta consejera asegura que los resultados han sido muy positivos. Las Consejerías Familiares, en conjunto con las Policía Nacional y los Gabinetes de la Familia, han logrado disminuir los casos de violencia intrafamiliar.

“Les sugerimos darse tiempo juntos como familia y pareja; resolver los problemas sin pleitos, y, sobre todo, poner en el centro de nuestros corazones a los niños y niñas”, manifestó.

Durante una visita que realizaron los consejeros al barrio Monseñor Lezcano, las familias aseguraron que realmente es importante este esfuerzo que está dedicando el Gobierno del Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo.

“Es bonito vivir en familia y llevarse bien. Las sugerencias es llevar una buena comunicación entre parejas, con los hijos y llevar una mejor convivencia familiar, es un gran trabajo lo que hacen estos consejeros”, manifestó la pobladora Ana Francisca Oviedo.

“Es importante promover el amor en la familia, la convivencia, la tranquilidad. La violencia no lleva a nada bueno, y eso es lo que nos han enseñado los consejeros familiares, que son valores muy elementales”, expresó Natalia Rodríguez.

Además de contar con las Consejerías Móviles, las familias de estos barrios y comunidades del país, también cuentan con una Consejería Permanente, a través de la cual pueden exponer sus realidades y recibir ayuda profesional.