Rusia y Venezuela opondrán una resistencia tenaz a las intenciones de ciertos países de mostrar su superioridad o usar la fuerza y presión, afirmó el viceprimer ministro ruso Dmitri Rogozin.

"Apoyamos la línea política independiente de Venezuela y rechazamos el uso del dictado por la fuerza en asuntos internacionales", dijo Rogozin en una reunión de la Comisión bilateral intergubernamental.

"Juntos defendemos los principios de multipolaridad global y el respeto de la elección soberana de los países", agregó el funcionario citado por la agencia Tass.

Aseguró que los dos países "impediremos cualquier esfuerzo de ciertas naciones para imponer su voluntad a otros países soberanos en violación de las normas de integridad territorial y soberanía".

Agradeció a la parte venezolana por el entendimiento y apoyo de la posición rusa sobre los acontecimientos en Ucrania.