Un total de 12 empleados, entre ellos siete trabajadores de enfermería, del asilo de ancianos afectado por un incendio en el que murieron 38 personas en la provincia central china de Henan están bajo detención policial para investigar lo ocurrido, informaron las autoridades locales.

El fuego se declaró en una fila de apartamentos en la residencia de ancianos privada de Kangleyuan, en el distrito de Lushan de la ciudad de Pingdingshan, el lunes por la noche, y provocó la muerte de 38 personas y heridas a otras seis.

De acuerdo con el gobierno de la ciudad, la causa del incendio está siendo investigada. Además de los 12 trabajadores bajo custodia policial, la policía está buscando a otros tres empleados.

Las llamas avanzaron por 30 habitaciones que ocupan una superficie de 600 metros cuadrados y en 17 de las estancias había gente. Los 38 cuerpos han sido trasladados a funerarias cercanas y se están realizando las labores para identificarlos.

Presidente de China pide investigación

El presidente de China, Xi Jinping, ordenó hoy martes que se hagan "todos los esfuerzos posibles" para tratar a los heridos, consolar a los familiares de las víctimas mortales y "manejar de manera apropiada" los asuntos relativos al incendio ocurrido el lunes en un asilo de ancianos de la provincia de Henan, en el centro del país.

Xi pidió una investigación a fondo de las causas del incendio, que ha dejado 38 muertos y 6 heridos, para que se les exijan responsabilidades a los causantes de la tragedia.