Autoridades del Ministerio de Salud (Minsa), brindaron el reporte de la situación epidemiológica de las últimas semanas, resaltando la necesidad de mantener la limpieza en los hogares para evitar enfermedades y la importancia de proteger a los niños y ancianos en temporada lluviosa.

El doctor Carlos Sáenz, director de Vigilancia para la Salud, indicó que “Seguimos en la lucha anti epidémica, y ahora que ya comienza la introducción del invierno nuestros planes se modifican, ya preparándonos en función de enfrentar mejor las situaciones durante este periodo donde se incrementan el dengue, el chikungunya, la leptospirosis, influenza y diarrea.

A nivel Nacional detalló que existe un 77 por ciento menos de casos de dengue en comparación con el año pasado.

Los casos de diarrea han disminuido, atendiéndose en estas últimas semanas un 2 por ciento menos de casos. En relación a la malaria hay en el país 45 casos menos.

Las enfermedades virales como el H1N1, H3N2 y la influenza B, han tenido muy baja presencia a nivel de las Américas y en Nicaragua no se han presentado casos en estos primeros meses, no obstante, a la llegada del invierno, estas enfermedades aumentan, por tal razón, se inició la jornada de vacunación en el país.

Incremento en caso de leptospirosis

Esta semana hubo un incremento de 22 casos de leptospirosis. Ante este hecho, el doctor resaltó que es una alerta para que las familias mantengan las medidas higienico-sanitarias en sus hogares y en sus alimentos.

“La jornada de desratización que desarrollamos la semana pasada permitió tener un efecto positivo. El producto que usamos solo afecta al ratón y esto para disminuir la población de los ratones que son uno de los principales transmisores de leptospira, sobretodo cuando nosotros no mantenemos tapada nuestra comida, nuestro recipientes de agua”.

Durante la jornada de desratización, se logró aplicar 24 mil 500 kilos de biorat, protegiendo a más de 167 mil viviendas, atendiendo a unas 860 mil personas.

La doctora Martha Reyes, directora de Prevención de Enfermedades del Minsa, reiteró el llamado a la población nicaragüense a desarrollar desde sus hogares las medidas preventivas a fin de proteger a los suyos de las distintas enfermedades que generalmente proliferan en temporada lluviosa, que en este momento están bajo control.

Reyes instó a la población que habita en comunidades cercanas a laderas de ríos y cauces a tomar las medidas pertinentes en caso de producirse un deslave.

El otro aspecto clave que debemos tomar en cuenta, sobre todo en el caso de los niños y adultos mayores, es evitar mojarse. Esta es una medida clave para protegernos y evitar enfermedades que están en este momento bajo control.

“Todas las personas deben de protegerse y las que por alguna razón no pudieron evitar mojarse deben quitarse su ropa inmediatamente que lleguen a sus casas para evitar enfermarse por este tipo de situaciones”, expresó la funcionaria.

Asimismo, destacó que desde el Gobierno Sandinista se están fortaleciendo las acciones contra el dengue y el chikungunya, ante lo cual las familias deben contribuir desde sus viviendas y comunidad eliminando todos aquellos elementos que ya no utilicemos y que podrían convertirse en un potencial criadero del mosquito transmisor de estas dos enfermedades.

“Todos aquellos recipientes que se encuentren dentro o alrededor de nuestra vivienda y comunidad tiene que ser eliminados porque con la abatización y la fumigación controlamos los otros aspectos pero los criaderos no útiles deben ser controlados directamente por nuestra población”, indicó.

La doctora Reyes recordó que en la temporada de lluvias la leptospira es otra de las enfermedades que afecta a la población y que en ese sentido se debe evitar que los niños jueguen en charcos o ríos que podrían estar contaminados por la orina del ganado o de animales domesticos, además de que exponerse a esas aguas también podría conllevar a otras enfermedades como las dérmicas transmitidas por hongos.

Señaló que las enfermedades digestivas y gastrointestinales también incrementan en esta temporada debido a la mayor presencia de vectores como las moscas, siendo necesario tomar las medidas de higiene para la preparación de alimentos, los que deben permanecer bien tapados, pero sobre todo lavándose las manos antes de preparar los alimentos y después de usar el servicio higiénico.

“Recomendamos que ante alguna sintomatología no tomemos automedicación, eso es muy importante y acudamos inmediatamente a las unidades de salud, estamos preparados ya para enfrentar cualquier situación que esté relacionado al incremento de las diferentes patologías durante el periodo de invierno”, declaró.

Reyes también llamó a las familias a participar de la jornada de vacunación que dio inicio este lunes, de cara a realizar la vacunación contra influenza de los niños de seis meses a seis años y contra el neumococo a los adultos mayores de 50 años.