Las bellezas naturales y el calor de su gente, han hecho de Nicaragua un destino turístico que atrae cada vez a más turistas de todo el mundo.

Y ser turista en estos tiempos de redes sociales, donde la información se mueve de forma tan instantánea como efímera, el tener que inmortalizar un recuerdo a través de un video o una fotografía no deja de acarrear un poco de “stress” para el viajero.

Es decir, viajar a un país tan maravilloso y completo como Nicaragua sin estar actualizando a nuestros contactos en Instagram, Facebook, Twitter, Vine, etcétera, con nuestras fotos y videos, sería casi absurdo, ¿no?

Pero en esa delicada tarea de tomarnos la “selfie” perfecta, escoger la etiqueta o hashtag adecuado, todo mientras verificamos que la foto ya se subió a nuestra red, puede hacernos perder momentos importantes.

A comienzos de este año, en algunos países se volvió viral la fotografía de un hombre que se perdió un avistamiento de ballena en altamar por estar viendo su teléfono celular.

Como solución a esta moderna contrariedad, agencias de viajes como El Camino Travel están ofertando entre sus paquetes, además del lógico acomodamiento, transporte y una serie de actividades, un fotógrafo personal que estará pendiente de todos esos “momentos Kodak”… (Kodak, para aquellos más jóvenes, era el equivalente a Instagram y Snapchat hace muchos años).

“Deje su palo selfie en casa. Todos los tours incluyen un fotógrafo personal que le proporcionará 20 imágenes diarias, las cuales se podrán compartir de inmediato en sus redes sociales”, promociona esta agencia su tour a Nicaragua en su sitio web.

¿Cuál es el objetivo? Permitir a los participantes aprender (o volver a aprender) a vivir el momento y desenchufarse un poco del mundo digital.

El tour que oferta esta agencia se programa dos veces al año, en julio y diciembre. Incluye actividades como yoga, clases de surf, pesca, excursiones a mercados artesanales y una visita a una fábrica de puros.

Un preocupación menos para el turista que encuentra en Nicaragua la tranquilidad y seguridad necesarias que demandan unas buenas vacaciones.