El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional inauguró el pasado 12 de mayo la exposición fotográfica “Lazos-Suhted. De Nicaragua a Estonia”, de la fotógrafa nicaragüense Iara Vega Linhares, muestra que estará en exhibición en el Museo Kiek in de Kök, en Tallin, hasta el 15 de septiembre próximo.

Vega Linhares es una de las referentes de la fotografía contemporánea nicaragüense. En su trabajo se aprecian escenas, aspectos y planos que no son frecuentes, los que sin lugar a dudas han implicado largas sesiones de trabajo, dedicación e inspiración para dar origen a imágenes que conforman en su conjunto versos y prosas de trazos y luces artísticas, intensamente humanas, profundamente nicaragüenses, solidariamente universales.

Iara, quien combina su pasión fotográfica con su profesión como diseñadora gráfica y traductora, dialogó con el Embajador de Nicaragua ante Estonia, Ricardo Alvarado. Sigue un resumen de sus impresiones.

Procedencia

“Vengo de una familia de periodistas, mi madre se desempeñó en los años ochenta como Cónsul de Nicaragua en Río de Janeiro. He residido en diferentes países y ahora lo hago en Suiza. Estudié periodismo y diseño gráfico, de ahí nació la fotografía, la que me ha llevado a diferentes destinos, como Kosovo, donde fotografié la situación de las mujeres viudas en el campo”.

El hermanamiento de Biel/Bienne, Suiza, con San Marcos, Carazo

“Llegué con mi familia en el año 2007 a Biel/Bienne, pintoresca localidad del cantón de Berna. Me encontré con que nuestra nueva ciudad, de 50 mil habitantes, es domicilio de una cantidad de personas ligadas a mi país. Un sólido hermanamiento los une a Nicaragua desde hace varios años”.

“En 1986 una brigada de solidaridad, compuesta por 12 maestros, viajó a Nicaragua para participar en el proceso revolucionario, aprender de sus experiencias y compartirlas con el pueblo suizo. Después de meses de trabajar mano a mano con los nicaragüenses en los cortes de café, decidieron crear el hermanamiento de Biel/Bienne con San Marcos. Casi treinta años después los vínculos se mantienen firmes, robustos. El hermanamiento se ha renovado con nuevas generaciones de ambos lados”.

Lazos-Suhted y el lente solidario sanmarqueño

“Entonces me aboqué a la tarea de documentar esta linda experiencia, lo que me llevó dos años y de ahí nació Lazos-Suhted, mostrando pasajes fotográficos de una relación que revive la memoria colectiva de pueblos distantes geográficamente y distintos en sus realidades, pero cercanos y similares en solidaridad y afectos. Publiqué un libro sobre las fotografías y hoy me siento honrada de que la muestra se exhibe en Estonia, llevando nuestro mensaje de solidaridad al pueblo báltico, con imágenes embebidas con el humanismo y nobleza del pueblo nicaragüense, a través de su lente sanmarqueño”.

El Comité de Solidaridad en la actualidad

“El Comité de Solidaridad Biel/Bienne trabaja con dinamismo y entusiasmo. Su historia atesora hermosas páginas que han cimentado indeleblemente los vínculos entre nuestros pueblos. Abundan las expresiones y vivencias en el grupo. Mathilde Hofer, la vicepresidenta, es una muchacha cuyos padres se enamoraron en Nicaragua; otro de los integrantes, Olivier Hofmann, un diestro panadero, hace pan de ojoche. Son innumerables los ejemplos. El Comité cuenta con 165 miembros, el núcleo directivo lo conformamos 12 personas. Una de mis funciones es organizar eventos de promoción sobre Nicaragua”.

“El suizo es un pueblo muy solidario. Existen varios hermanamientos, con otras ciudades del mundo, a lo largo y ancho del país alpino. Es una nación con empatía hacia los países más pequeños y frágiles. Otro ejemplo es el de Delémont, ciudad en el cantón del Jura, hermanada con La Trinidad, en el departamento de Estelí. En Delémont un porcentaje de la factura eléctrica es destinado para financiar proyectos de solidaridad con el pueblo triniteño”.

Mirando al futuro

“Llevo 14 años fuera de Nicaragua, pero visito mi país, no pierdo el lazo, cada día se fortalece más. Estuve hace poco y miré avances, buenas carreteras, infraestructura, la clase media ha crecido, se va desarrollando, me siento positiva con el futuro de nuestra tierra”.

“Creo firmemente en la solidaridad, en los lazos de fraternidad, ayudarnos los unos a los otros es algo esencial”, concluye afirmando la fotógrafa nicaragüense.

El legado de Sandino, guía de la muestra

Iara recorre la exhibición y con profunda convicción y maestría artística describe cada reflejo luminoso y detalle de las fotografías. Inicia la presentación con la imagen de una límpida y taciturna pared sanmarqueña, de la que pende, incólume y penetrante, una figura del General de Hombres y Mujeres Libres, Augusto C. Sandino. En la mesa, en la parte inferior de la fotografía, yace firme y decorosa una escultura en bronce del General, resguardada con flores.

Con dominio histórico brotan de los labios de Vega palabras impregnadas de patriotismo azul y blanco.

La experimentada fotógrafa expresa, con la inefabilidad que solamente la verdad es capaz de conferir: “En esta fotografía pueden apreciar la figura del General Sandino, nuestro héroe nacional, símbolo de dignidad, soberanía y solidaridad”.

La imagen del General, con destellos de luz de claridad multidimensional, invita a la reflexión.

Esa reflexión fraterna y solidaria que el patriotismo de Sandino transmite con pundonor, también allende nuestras fronteras, conquistando almas y corazones.