El Tiangue Monimbó, ubicado sobre la Avenida de Bolívar a Chávez, se ha constituido en el espacio en donde el artesano de Masaya rinde tributo a nuestras raíces culturales, a nuestros ancestros y sobre todo a la cultura milenaria.

Las familias capitalinas lo siguen visitando para adquirir a precios accesibles la ropa tradicional de Masaya, el calzado hecho con nuestro cuero, hamacas, juguetes tradicionales. Pero también podrá adquirir verduras, frutas y productos lácteos, tamales pisques, caites, jícaras, guacales, trajes de inditas e inditos y productos elaborados con los derivados de la palma como son sombreros, canastas y chinos de manila.

Pero además de comprar, en el tiangue Monimbó podrá apreciar nuestros bailes milenarios, como el Toro Venado El Malinche, Los Agüizotes, conocer historia de las fiestas en honor al doctor que cura sin medicina San Jerónimo. En Fin el Tiangue Monimbó es el espacio de la historia de nuestra cultura, de nuestro origen indígena.

Martha Toribio Navarro, coordinadora del Toro Venado El Malinche, detalló que los artesanos han encontrado en el Gobierno Sandinista un gran respaldo para promover nuestras raíces culturales.

“Eso es lo que quiere el comandante Presidente Daniel Ortega, la compañera Rosario Murillo, que se promuevan nuestras artesanías, por eso traemos un poco de lo nuestro. Tenemos muñecas alusivas a las inditas, que sirven para un regalo para nuestras madrecitas y con precios accesibles”, comentó Toribio.

“Aquí vendemos lo nuestro, lo propio, lo que consumimos los masayas, los monimboseños”, subrayó la tradicionalista monimboseña.

En el Tiangue Monimbó también puede comprar zapatos que no tienen nada que envidiar a los productos extranjeros, tal es el caso de los que ofrece la señora María Elena Barillas, entre ellos zapatillas para caballeros.

“Estos zapatos no tienen nada que envidiar a las marcas extranjeras, todo es de cuero, este zapatos lo vendemos a 450 córdobas, mientras en el Roberto Huembes se cotiza en 600 córdobas”, dijo Barillas, quien invitó a las familias a venir al tiangue Monimbó todos los fines de semana.

Sara Mendieta, ha visitado el tiangue en diversas ocasiones, siempre que lo hace es para comprar el sabroso refresco de tiste, para comerse unas sabrosas enchiladas y para ver a los artistas de Masaya que bailan los Agüizotes.

“Es muy interesante conocer nuestras costumbre, yo pienso que los nicaragüenses deberíamos aprender más de nuestra cultura y raíces. Un paso importante es traer a nuestros chavalos que vengan a conocer”.