Niños vestidos de ángeles, unos vestidos con trajes típicos de países del mundo, otros vestidos de Santos, junto a centenares de devotos acompañaron la solemne procesión de la Santísima Virgen María Auxiliadora en Masaya.

Además, durante el recorrido por las principales calles del Municipio de Masaya, la Virgen estuvo acompañada de bandas rítmicas y un desfile escolar.

El sacerdote salesiano, William Argüello, explicó que “María Auxiliadora es patrona de la familia Salesiana y especialmente de los Salesianos de Don Bosco, entonces estamos celebrando con la procesión, actos culturales y misas porque la virgen es la Madre de las casas salesianas, por eso la honramos como auxilio de los cristiano, es la Madre de Jesús que viene a auxiliar a sus hijos”.

El coordinador pastoral, el padre Carlos Vilanova, resaltó que para la comunidad salesiana honrar a María es “Un motivo de alegría celebrar a María. Estamos en el año bicentenario del nacimiento de San Juan Bosco y por eso se ha promovido la participación de los estudiantes”.
Recordó que Don Bosco toda su vida fue llevado de la mano de María Auxiliadora por eso la comunidad salesiana honran a la Virgen.

“María nos enseña a recibir el espíritu de Dios, a ser moldeados por Dios para poder responder mejor a esta sociedad. Si el joven se forma muy bien podrá ser un ciudadano responsable y ayudar en un futuro a la buena convivencia”.

Devotos transmiten la fe a sus hijos

Lucía García, madre de uno de los niños vestido de Don Bosco, explicó que “Se ha presentado de San Juan Bosco y el lema que lleva es uno de los sueños que María le reveló a San Juan Bosco. El sueño es el del Rosal donde la virgen le pide caminar por espinas que significaban los tropiezos que él iba a tener en la vida”.

Ana Fran González, manifestó que a la virgen le agradece en don de la vida por eso cada año lleva vestida de ángel anunciador a su pequeña hija.

“Esto es una gran devoción participar y a mi hijo le encanta participar en las actividades en honor a la virgen”.

“Mi hija viene es el ángel anunciador del a virgen. Ella todos los años participa porque somos grandes devotos de la virgen. Estamos agradecidos por tantos favores sobre todo el don de la vida”, aseguró.

Con esa misma fe encontramos en medio del a multitud a la señora Ada Calero Blanco, quien dijo que su fe es producto de la enseñanza de sus padres.

“Con todos los años mientras el señor nos preste vida a todos los devotos de María Auxiliadora estaremos acá y la seguiremos porque ella es la madre nuestra que nos ayuda en cualquier necesidad”.

“Mis padres desde pequeña me enseñaron a ser devota y hoy yo les enseño a mis hijos, por eso le digo a la juventud que siga a la virgen y los padres tenemos que pedirle para que los guíe por buen camino”, resaltó.