Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Leopoldo Brenes, invitó a las familias nicaragüenses este domingo desde la parroquia Espíritu Santo, a consolidar la unidad y fortalecer cada día más el amor a Cristo y al prójimo.

Brenes celebró junto a la comunidad las fiestas de Pentecostés, exhortando a los fieles a hacer uso de los celulares o medios electrónicos para evangelizar.

Recordó la visita a una parroquia donde los jóvenes a través de los celulares empezaron a mandar a sus amigos la bendición de Cristo y el saludo de paz y amor que había transmitido durante la homilía Su Eminencia. Acción que se puede hacer en cada oportunidad para lograr fortalecer la unidad.

El Cardenal afirmó que el reto que tenemos los católicos es ser signo de unidad, signo de cambios positivos.

“El gran reto que nosotros tenemos como parroquia del Espíritu Santo es el signo de la unidad, por eso los invito a que podamos reflexionar y estar claros que la presencia del Espíritu Santo viene a fortalecer a la iglesia católica para ser una iglesia misionera”.

“Con la venida del Espíritu Santo se marca la identidad de la iglesia, de ser una iglesia de discípulos y misioneros de Jesucristo. No hay duda que el Espíritu Santo, a como lo dice el Papa Francisco, es memoria y es camino porque Jesús les va a recordar todo, los va a conducir hacia la verdad”.

Resaltó que “Hoy los textos del evangelio nos recuerdan que cuando llega a Jesús en su primera aparición de resucitado los encuentra unidos y la fortalece la unidad soplando sobre ellos y les da el mandato de perdonar los pecados. En Pentecostés les da el mandato que vayan por el mundo a anunciar el evangelio. El Espíritu Santo nos envía a la unidad, pero también a ser verdaderos misioneros”, exaltó Brenes.

Por su parte, Monseñor Bismarck Carballo, párroco de la Iglesia Espíritu Santo, enfatizó que “Muy hermosamente el obispo ha invitado a estar unidos, la unidad es un don frágil y precioso que hay que cuidar”.

“Creo que Nicaragua tiene que estar unida en torno a los proyectos sociales, económicos y sobretodo buscando el bienestar del país, como el proyecto del Gran Canal que debe unirnos, y no hay duda que el futuro de la patria pasa por la unidad”, indicó.

Durante la homilía, 21 jóvenes recibieron el sagrado sacramento de la confirmación. Con este acto renuevan sus compromisos bautismales para estar más cerca de Cristo.