Con la puesta en marcha de las Escuelas de Oficio, personas como Esaú Rojas Flores ven la oportunidad de obtener una certificación técnica que le permita el reconocimiento profesional de la labor de electricista residencial que ha venido ejerciendo en los últimos 15 años.

Es por esto que al conocer de la implementación de la Escuela de Oficio en el municipio de San Francisco Libre, Esaú no dudó en inscribirse al curso, el cual le garantiza, no solamente la actualización de conocimientos, sino también el poder recibir su ansiada certificación y con ello, una mayor calificación laboral.

“Es importante para mí porque no tengo un certificado que me haga valer ante la empresa privadas, ante las instituciones, y lo que sé, lo he aprendido empíricamente porque trabajé como auxiliar de electricidad en la Zona Franca durante 8 años y de ahí quedé como supervisor. Avancé, aprendí bastante y a pesar que tuve unos cursos dentro de la empresa, aún no tengo el certificado de la autoridad pertinente”, cuenta Esaú.

Ahora que está logrando cumplir cada sábado con la meta, este protagonista de las Escuelas de Oficio, agradece al Gobierno Sandinista por diseñar este tipo de estrategia educativa, la cual viene ayudar a jóvenes que por primera vez van a entrar al mundo laboral, pero también viene a dar validez a los conocimientos empíricos, tal es el caso de Esaú y otros siete electricistas con experiencia, que están cursando los estudios para lograr su certificado.

También se prioriza la educación técnica agrícola

Como parte de este trabajo educativo, en San Francisco Libre, también se viene implementando las escuelas de campo, donde jóvenes reciben conocimientos en temas agrícolas y agropecuarios.

Alba Huete, facilitadora de la Escuela Técnica de Campo, manifestó que muchos jóvenes podrán trabajar en las fincas o en sus propias parcelas, lo que viene a ayudar a incrementar la producción del municipio.

“Van a poder trabajar en la parte de ganadería, en la parte de agricultura, van a estar capacitado de poder hacer prácticas en sus parcelas y poder realizar en su comunidad estas prácticas a otros productores que requieran adquirir estos conocimientos y salen con un certificado como Técnicos de Campo”, explicó Alba.

Julio Hernández, se inscribió en la Escuela Técnica en el Campo, porque quiere mejorar la productividad de una pequeña propiedad de cinco manzanas que tienen sus padres, los que le han enseñado conocimientos sobre la tierra.

“Estamos aprendiendo técnica que nos ayudan a mejorar la forma de cultivar nuestra tierra, lo poco que tenemos como pequeños agricultores”, manifestó Hernández.

Neyla Mayorga, coordinadora de las Escuelas de Oficio en San Francisco Libre, detalló que desde el 2014 que iniciaron con estos cursos, ha permitido certificar en diferentes oficios a más de 150 pobladores, algunos de [email protected] han venido ejerciendo la labor de manera empírica,

La Escuela de Oficio en este municipio ya ha brindado cursos de cocina, albañilería, repostería, bisutería y actualmente están impartiendo electricidad domiciliar a un grupo de jóvenes, pero también a trabajadores que tienen experiencia, pero que requieren de la certificación del Tecnológico Nacional.

“Las Escuelas de Oficio vienen a generar empleos a [email protected] compañ[email protected], por ejemplo las que aprendieron a hacer repostería, ya están haciendo repostería en el municipio, se ayudan económicamente y ayudan al municipio, las de cocina se ayudan a mejorar la calidad del alimento que venden”, comentó Mayorga.

Indicó que a las escuelas de oficio, se han presentado compañeros que tienen mucha experiencia en su trabajo, pero no cuentan con un certificado institucional que les reconozca ese conocimiento logrado en tantos años de ejercer la profesión.

“Lo que queremos es que tengan su certificado para que les reconozca su mano de obra, porque muchas veces no se las valoran”, concluyó Mayorga, quien destacó el esfuerzo y la alianza entre los gobiernos locales y el Gobierno Sandinista del Presidente Daniel Ortega Saavedra y compañera Rosario Murillo, para hacer realidad este enfoque educativo.