A pesar que la situación económica mundial tiende hacia la desaceleración en algunas regiones, en Nicaragua gracias a las políticas macroeconómicas y al comportamiento positivo que está teniendo la construcción, las proyecciones de crecimiento económico se mantienen entre el 4 y 5%, mientras la inflación podría cerrar al finalizar el año por debajo del 6.5%.

El Presidente del Banco Central, compañero Ovidio Reyes, manifestó que actualmente los grandes países industrializados muestran signos hacia la desaceleración y América Latina apenas proyecta en su conjunto un crecimiento del 1%.

“Nicaragua está liderando el crecimiento en la región, entre otros países como República Dominicana y Panamá. En el caso nuestro ha sido muy importante la reactivación del sector construcción, la generación de empleos también se está incentivando, el sector agrícola está respondiendo muy bien, un poco la exportaciones se han desacelerado, pero el resto de la economía (está bien)”, declaró Reyes.

Sostuvo que la construcción está mostrando muy buenos números, principalmente en el tema de construcción de carreteras, así como los dos grandes inversiones que fueron inauguradas recientemente por el Comandante-Presidente Daniel Ortega, tal es el caso de las empresas mexicanas Lala y Sukarne.

“El sector de la construcción ha tenido un repunte desde mediados del año pasado y estas nuevas inversiones que están llegando agregan mayor dinámica a la economía y creemos que el sector construcción y del consumo, son los que por el lado de la demanda a marcar el crecimiento este año”, puntualizó.

Con referencia a la inflación, Reyes planteó que las proyecciones hasta el momento, reflejan que al cerrar diciembre, esta podría cerrar entre el 6 o 6.5%, cifra inferior a la del año pasado que rondó el 7%.