La brigada médica humanitaria del buque estadounidense USNS Confort se encuentra atendiendo a miles de personas que habitan en las comunidades de Puerto Cabezas, Región Autónoma del Caribe Norte (RACN).

Este fin de semana, el Vicepresidente de la República, Omar Halleslevens, junto al jefe del Ejército, General Julio César Avilés y la embajada de Estados Unidos en Nicaragua, Phyllis M. Powers, realizaron un recorrido por los campamentos de atención para conocer detalles de esta acción de cooperación en el campo de la salud.

Los servicios médicos que ofrece esta brigada están entre los más demandados por la población de estas comunidades caribeñas, figurando oftalmología, odontología y medicina general, entre otras atenciones.

La cooperación humanitaria es desarrollada con el apoyo y logística de instituciones nicaragüenses como la Policía Nacional, el Ejército de Nicaragua, el Ministerio de Salud y autoridades locales.

La actividad también permite el estrechamiento de las relaciones entre el Ejército de Nicaragua y el Comando Sur de las Fuerzas Armadas Estadounidenses.

Las atenciones se están realizado además en los centros de salud y escuelas de las comunidades.

Cada día se realizan decenas de vuelos para trasladar insumos médicos y pacientes a las salas de cirugía a bordo del USNS Confort.

Es importante subrayar que esta jornada en Nicaragua tiene un costo base de cinco millones de dólares.

Jornada se desarrolla con éxito

La embajadora de Estados Unidos en Nicaragua, Phyllis M. Powers, agradeció al gobierno de Nicaragua el apoyo para que esta misión se desarrolle con éxito.

“La única manera que podíamos dar estos servicios fue por la colaboración y apoyo del Comando Sur, y la Fuerza Naval de Los Estados Unidos, junto con el Gobierno nicaragüense y las fuerzas (armadas) nicaragüenses”, indicó.

El Vice Presidente Omar Halleslevens, señaló que efectivamente es una alegría ver la oportunidad que tiene el pueblo de acceder a diferentes atenciones médicas.

“Esta es la cuarta vez que viene acá el Comfort, y junto a él han venido dos embarcaciones más en otro momento en este mismo tipo de operaciones”, explicó.

Halleslevens aseguró que diariamente se están brindando entre 600 u 800 consultas.

Refirió además que el Caribe Nicaragüense es una zona de muy difícil acceso, de ahí que agradeció a Los Estados Unidos la oportunidad que brinda de llevar servicios en salud a esta parte del país.

En este sentido, dijo que esto es un ejemplo de las relaciones francas, profesionales e institucionales que Nicaragua tiene con el gobierno estadounidense.

Por su parte el General Avilés, indicó que de las cuatro misiones médicas que han venido al país, dos han atendido en el Pacífico y dos en el Caribe de Nicaragua.

“La presencia del Comfort, un buque tan grande y con las grandes capacidades que tiene para dar la atención médica que estamos viendo aquí, es relevante y nosotros como nicaragüenses, como miembros del Ejército, agradecemos también este apoyo que brindan desde las fuerzas armadas de Los Estados Unidos”, manifestó.

Halleslevens expresó que el Ejército ha estado trabajando con las demás instituciones de Nicaragua para contribuir al desarrollo y éxito de esta jornada de atención médica, como también veterinaria.

Una gran inversión

La embajadora indicó que la misión tiene una inversión total de 40 millones de dólares, de los cuales una buena parte corresponde al trabajo en Nicaragua.

Explicó que en el buque laboran aproximadamente 1 mil personas, a lo que hay que sumar unas 300 o 400 (entre estadounidenses y nicaragüenses) que trabajan en tierra.

Recordó que el Comfort viene cada dos años a la región y que de las 6 misiones realizadas, 4 corresponden a Nicaragua.

Subrayó igualmente la voluntad de su país de apoyar ante cualquier desastre. “Podemos trabajar juntos en una manera efectiva (...), es una oportunidad de intercambio y mejor entendimiento y conocimiento como tenemos trabajar en un área así”, afirmó.

Pobladores agradecidos con las atenciones

Para los pobladores del Caribe Norte esta es una gran oportunidad de acceder a la atención médica que tanto necesitan. Al respecto, la líder comunitaria miskita, Celina Tompson, agradeció la labor que hace el personal médico, el cual atiende muy bien a quienes llegan a solicitar su apoyo.

De la misma forma se refirió Manuel González, de la comunidad Santa Martha. El tiene problemas en la vista y se mostró contento con la atención recibida.

“Esta es una ayuda para la comunidad de Puerto Cabezas y también para las comunidades de fuera que vienen acá a ver sus necesidades”, aseguró.