Luego de casi una década en el limbo jurídico 11 retirados del Ejército Popular Sandinista de la comunidad Hugo Chávez, en el municipio de Mateare, pueden dormir más tranquilos tras recibir los títulos de propiedad que los acreditan como legítimos dueños de los lugares donde viven.

Los documentos son entregados por muchachos y muchachas de la Promotoría Solidaria de la Juventud Sandinista en compañía de un representante de la Intendencia de la Propiedad.

Para estos 11 excombatientes, la restitución de derechos de la que son protagonistas es una muestra más del compromiso que tiene el Comandante Daniel y la Compañera Rosario Murillo, de ir garantizando seguridad sobre la tierra a todo el pueblo nicaragüense.

“Es un gran gozo, una alegría tener este documento que desde hace 9 años todos los de la comunidad estábamos deseando. Le doy muchas gracias al Comandante Daniel, a la Compañera Rosario Murillo, de parte de todos los ex combatientes del Frente Sandinista de Liberación Nacional”, afirmó el poblador Marcio Cruz Arellano.

Cruz señaló que las tierras donde viven son muy productivas, de tal forma que algunas personas han llegado queriéndose apropiarse de estas.

“Yo ahora me siento más seguro”, manifestó.

Pedro Rocha Leyva fue otro de los protagonistas de esta entrega. Él dijo que ahora se siente mucho más seguro de que nunca nadie va a poder reclamar lo que ahora legalmente le pertenece.

“Estaba esperando este título. El Comandante Daniel y la Compañera Rosario Murillo están restituyendo los derechos del pueblo. (...). Esto es una tranquilidad, es estar seguro de que nadie va a sacarme”, expresó.

Estos retirados del Ejército manifestaron que ahora van a poder trabajar la tierra con más tranquilidad.

“Esto nos da la seguridad de la propiedad, de la tierra, para poder trabajar, para poder invertir, para mejorar nuestra forma de vida. Este es el logro que nosotros esperábamos”, aseguró Hermógenes Martínez Valle.

De acuerdo al Técnico de la Intendencia de la Propiedad, Jimmy Roa, ya van 22 días continuos de estarse entregando títulos en diferentes partes del país. Con esto lo que se busca es dar cumplimiento al mandado presidencial de acabar con la inseguridad jurídica sobre las posesiones de las familias nicaragüenses.