El Presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega Saavedra, y la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo Zambrana, enviaron un mensaje al presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, y a la Dirección del FMLN, en saludo a la beatificación de Monseñor Oscar Arnulfo Romero.

El mensaje fue dado a conocer por la Coordinadora del Consejo de Comunicación, Compañera Rosario Murillo, quien manifestó que Nicaragua comparte con el pueblo salvadoreño el júbilo de tener en Mesoamérica y Centroamérica un nuevo santo que interceda ante Dios por estos "procesos que vivimos de restitución de derechos”.

Rosario señaló que el Padre Miguel D´Escoto se encuentra en El Salvador delegado por el Comandante Daniel para participar en todas las celebraciones que se desarrollarán este sábado. De igual forma participará la embajadora de Nicaragua en ese país y Vice Canciller, compañera Gilda Bolt.

La Compañera aseguró que este mensaje expresa el amor y respeto hacia Monseñor Romero, a quien tenemos en el Cielo para rezarle y pedirle que Dios nos siga bendiciendo con rutas de prosperidad y que nos siga ayudando a los pueblos de Mesoamérica a enfrentar los desafíos en la lucha para asegurar la paz.

“San Oscar Arnulfo Romero, el Beato, el Santo de Nuestramesoamérica, seguramente va a interceder ante Dios Nuestro Señor, para que haya Más Paz, Más Armonía, Más Tranquilidad, para las Familias de El Salvador.”, manifestó la Compañera.

A continuación, el mensaje íntegro del Comandante Daniel y la Compañera Rosario:

Managua, 22 de Mayo, 2015

Querido Hermano Salvador Sánchez Cerén
Presidente de la República
de El Salvador

[email protected] Compañ[email protected]
de la Dirección del FMLN

Querido Pueblo Salvadoreño:

Con el Corazón lleno de Orgullo Mesoamericano, les escribimos para expresar una vez más nuestra profunda Admiración y Respeto al Santo de América, San Romero de los Pobres, que mañana será Beatificado, en el Clamor de los Pueblos que vieron en él a un Apóstol de Cristo, Fiel a su Mandato y a su Legado, de Amar a Dios y al Prójimo, sobre todas las cosas.

Nos congratulamos y, desde nuestro Tránsito por este Plano de Vida, agradecemos a Dios por este Santo entre los Santos, y al recordarle en las duras Pruebas y Batallas que vivimos en Centroamérica, le invocamos allá en la Inmortalidad, para que siga Intercediendo por [email protected] [email protected], que hoy enfrentamos tantos Desafíos en estos Caminos irrenunciables de Cristianismo, Socialismo y Solidaridad.

Querido Compañero Salvador, Queridos Milton, Ramiro, Hermanos del FMLN... Queridas Familias Salvadoreñas... las Familias nicaragüenses, Rosario, y yo, estamos de Corazón con Ustedes, en el Espíritu y el Legado de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, Vivo en cada Mujer y Hombre, Humildes y [email protected], con Derechos que reconocemos y debemos restituir.

Con el Abrazo Fraternal de Siempre,

Daniel Ortega Saavedra - Rosario Murillo