Líderes de 15 países insulares del Pacífico examinan hoy en una cumbre en la norteña prefectura japonesa de Fukushima temas como acciones conjuntas para hacer frente a desastres naturales, informaron fuentes oficiales.

Al intervenir en el foro, el presidente de Palaos, Tommy Remengesau, manifestó que los representantes de esta región esperan coordinar políticas con Tokio para la prevención de catástrofes provocadas por la naturaleza.

En las pequeñas islas insulares del Pacífico fenómenos naturales relacionados con el cambio climático, como el calentamiento de los océanos y los frecuentes ciclones tropicales, tendrán un efecto devastador sobre los sistemas de producción alimentaria, advirtió recientemente la FAO.

Remengesau elogió la forma en que las autoridades y residentes de la prefectura de Fukushima encararon las consecuencias del accidente de marzo de 2011 en la central nuclear de Fukushima, provocado por un fuerte terremoto y posterior tsunami.

A más de cuatro años de ese infausto suceso, en Fukushima aún están deteriorados sectores como la ganadería y la pesca, golpeados por la elevada contaminación radiactiva.

Según la agenda prevista, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, hablará en la cita sobre el apoyo de su país a las pequeñas nacinones insulares del Pacífico para construir infraestructuras resistentes ante esos adversos fenómenos y a favor del desarrollo de recursos humanos.