El Sistema Local de Atención en Salud (Silais-Managua) realizó este viernes una jornada epidemiológica para el control de vectores en el barrio Villa Reconciliación Sur.

En este sector fueron fumigadas 1 mil 660 viviendas, y de acuerdo a las autoridades sanitarias, el trabajo se está efectuado dado que en el barrio se reportan 35 casos confirmados de dengue.

La población consultada manifestó que este tipo de jornadas deben ser mucho más intensas dada la entrada del invierno, cuando prosperan más las enfermedades.

También destacaron la importancia de que cada familia ponga en práctica las recomendaciones del sistema de salud en cuanto a la erradicación de los criaderos de zancudos.

“Aquí no se aguantan los zancudos en la noche y nos preocupa por la salud de los niños que son los más vulnerables”, indicó Elizabeth Ramírez.

La joven madre indicó que en su casa se mantiene todo aseado y se procura no tener agua almacenada porque se originaría un criadero de mosquitos. “Siempre tenemos el cuido de no dejar agua estancada porque sabemos que ahí es donde se reproduce el mosquito, por eso seguimos las recomendaciones de las autoridades”, explicó.

Sandra Vallejos, otra madre de familia cuya vivienda fue fumigada, explicó que las brigadas de fumigación siempre visitan ese barrio, pero hay algunas viviendas donde no las dejan entrar.

“Hay vecinos que por una u otra razón no dejan entrar a los brigadistas, es en esas viviendas donde los zancudos se reproducen, por eso insistimos en que todos debemos dejar entrar a los fumigadores, a los abatizadores para que destruyan los criaderos de zancudos”, indicó.

Elmer López, vecino de Villa Reconciliación, también señaló que sumado a los mosquitos, el barrio tiene un problema serio con las aguas negras que corren sobre las calles.

“Necesitamos que vengan las autoridades para que hablemos sobre este problema y busquemos una solución, estas aguas que corren en todas las calles son un foco de contaminación y generan muchas enfermedades”, explicó.