El Presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega, se reunió la noche de este jueves con los miembros del Comité Especial de Descolonización de Naciones Unidas que participaron en el Seminario del Caribe del III Decenio Internacional para la Erradicación del Colonialismo, que concluyó sus sesiones en Managua.

Los miembros del Comité y representantes de varios países debatieron alrededor de los mecanismos para erradicar por completo los territorios no autónomos, que ha sido un largo debate en el seno de la ONU.

En la reunión, el presidente Ortega recalcó sobre la situación de Puerto Rico, que señaló “es un estado que está sometido a los Estados Unidos de Norteamérica”.

“Le llaman Estado Libre Asociado, pero los ciudadanos de Puerto Rico no gozan de los mismos derechos que los ciudadanos norteamericanos, yo le decía al presidente Obama en la reunión que tuvimos en Panamá; en la Cumbre de las Américas tuvimos un encuentro de los presidentes del SICA con el presidente Obama, y empecé diciéndole que recordaba que cuando nos habíamos reunido con él en Trinidad y Tobago, yo le había dicho: hacen falta Cuba y Puerto Rico”, dijo el gobernante nicaragüense.

“Bueno, ahora ya está Cuba aquí, le dije al presidente Obama, falta Puerto Rico”, recordó el presidente Ortega.

Recordó también que le hizo la reflexión, que “si Hawai no hubiese pasado a ser Estados de los Estados Unidos, usted no sería presidente (de los Estados Unidos)”.

“¿Qué es lo que pasa con Puerto Rico? El ciudadano de Puerto Rico no tiene derecho a aspirar a la presidencia de los Estados Unidos, aparte de todos los derechos que tienen limitados”, añadió.

“Pero al final de cuentas, el tema de Puerto Rico es un tema que lo asume América Latina y el Caribe porque los EU no lo quiere, eso está más que demostrado y Puerto Rico tiene su identidad; anda por los cuatro millones, es la población de Puerto Rico, y allá en Estados Unidos la población de Puerto Rico anda arriba de los seis millones”, citó.

Añadió que el puertorriqueño es reconocido en Estados Unidos. “Son 100 por ciento caribeños y latinoamericanos, aunque tengan años de vivir en los Estados Unidos, no pierden su identidad, no pierden su cultura, no pierden sus valores”, recalcó.

Reiteró que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños “hemos asumido del compromiso de acompañar la batalla que se da en las Naciones Unidas a través de este Comité para que Puerto rico sea una nación libre, independiente y soberana”.

La descolonización es un proceso muy difícil

Para el mandatario la tarea del Comité de Descolonización es muy difícil dados los retos que hay por delante. En este sentido, destacó que fueron los imperios quienes impusieron las fronteras.

Sin embargo, aseguró que la humanidad están viviendo una nueva etapa en su lucha por la descolonización del planeta.

“Yo no soy amigo de las fronteras, quisiéramos un planeta sin fronteras”, manifestó, subrayando que el día que estas desaparezcan habrá paz, seguridad y justicia en el mundo.

El líder sandinista indicó que está demostrado que solo la lucha de los pueblos es lo que puede hacer que las potencias se comprometan con la descolonización, y citó como ejemplo el caso de Zimbabue, la cual logró su independencia lucha de muchas luchas y muertes.

Señaló que a pesar de los diferentes puntos de vista que hayan en el Comité de Descolonización, la “historia nos dice que tiene que haber una solución”. Al respecto, recordó que después de la Segunda Guerra Mundial había 750 millones de habitantes viviendo bajo régimen colonial, pero que a la fecha esta cifra se ha reducido a unos 2 millones en 17 los territorios aún por descolonizar.

Nuevas formas de colonialismo

Lamentó que los procesos de expansión continúen, lo cual constituye nuevas formas de colonialismo en el mundo. En este punto, se preguntó que quién le ha dado el derecho a la Unión Europea y a Estados Unidos para ir a destruir Siria, Libia y provocar la desestabilización en la región del Magreb.

Señaló que en el caso de Irak la guerra continúa, y recordó que a quienes las mismas potencias armaron y entrenaron fueron los que luego derribaron las Torres Gemelas.

Manifestó que la desestabilización en esa región también afecta a Europa dado la oleada de migrantes que huyen escapando del caos.

En este sentido, criticó el hecho de que a las potencias les importe poco la suerte de los pueblos, y que se preocupen más por evitar que los migrantes lleguen a tierra europea.

Para el líder sandinista lo que deberían hacer es promover la estabilidad en la zona y dejar de armar a los grupos terroristas. “Ese es un único camino para que se pueda ir deteniendo ese oleaje permanente de migrantes de África hacia el continente Europeo”, indicó.

El diálogo es el camino a la paz

Daniel agradeció el hecho de que el Comité de Descolonización hubiese sesionado en Nicaragua, lo cual es para el país un reconocimiento a su histórica lucha.

Manifestó que Nicaragua estuvo bajo el yugo de dos potencias coloniales: España e Inglaterra, seguido después por Estados Unidos con una política neocolonialista.

Reiteró así mismo que Nicaragua sabe que luego de años de guerra no hay más camino que dialogar para alcanzar la paz, tal como se hizo en la década de los ochentas. Al respecto, señaló que en esa época había una postura por parte de Ronald Reagan contraria al diálogo, pero que aún así los mandatarios de Centroamérica dieron los pasos necesarios para avanzar en la consecución de la paz. En este punto, saludó el camino que está siguiendo actualmente Colombia para lograr finalmente la paz.