El portal informativo mexicano Alto Nivel, publicación digital especializada en temas de negocios e inversiones, destacó la construcción del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua como una obra que podría generar grandes beneficios a México.

En su publicación, Alto Nivel resalta información sobre el proyecto nicaragüense que será ejecutado por la empresa HKND Group, con sede en Hong Kong y con negocios en 35 países en los sectores de infraestructura, minería, aviación y telecomunicaciones.

La publicación que cita a expertos en temas logísticos y empresarios mexicanos, explica que el Canal de Nicaragua será un verdadero motor logístico en la región.

“Traerá mayor oferta de cruce transoceánico y una oportunidad para atraer el tráfico”, comentó a Alto Nivel, Edgar Reyes González, director general de la Administración Portuaria Integral de Puerto Chiapas.

Reyes estima que el comercio mundial crecerá lo suficientemente rápido en las próximas décadas y el Canal de Nicaragua ofrecerá desde el inicio servicio a buques postpanamax o portacontenedores.

“Tendrá la capacidad de atender a 5,100 barcos anuales y se calcula que se necesitarán no más de 30 horas para cruzarlo”, resalta la publicación.

Según este experto en logística, el Canal Interoceánico podría traer beneficios a México, y comentó que este país podría asesorar al gobierno nicaragüense sobre tráfico de mercancías.

“México no sólo podría asesorar al gobierno nicaragüense sobre tráfico de mercancía, sino ofrecer mano de obra capacitada en administración de puertos y aportar nuestro know how en el manejo de grandes volúmenes”, expuso Reyes González.

En ese sentido, destacó a Puerto Chiapas, cuya ubicación estratégica por su cercanía con Centroamérica sería un punto de salida para las empresas del sureste mexicano.

Como ejemplo de la nueva dinámica que impondrá el Canal de Nicaragua, multinacionales como la embotelladora mexicana FEMSA, que ya opera en el país, analizan estrategias de crecimiento interno.

Rolando Karig, director de Relaciones Institucionales de FEMSA, señaló que esa empresa es líder en Nicaragua con un crecimiento del 10% anual.

Su mercado representa entre 2 y 3% del volumen consolidado de la empresa. “Si se construye el canal, vendrá una derrama económica muy importante. Si al consumidor le va mejor, a nosotros también”, aseguró Karig.

La publicación también resalta el importante flujo de trabajadores que la construcción del Canal pretende emplear en todos sus proyectos.

“Además del canal, se prevé construir un aeropuerto, varias carreteras, una zona de libre comercio, complejos turísticos y dos puertos, uno del lado del Pacífico y otro en el Atlántico. Por lo pronto, el gobierno nicaragüense prevé la contratación de más de 50,000 trabajadores en la etapa de construcción. Una vez en operaciones generaría 200,000 empleos, 10% de la fuerza de trabajo actual”, señala Alto Nivel.