Jóvenes con problemas de alcoholismo e incumplimiento en el pago de pensiones alimenticias, son algunas de las situaciones que fueron identificadas por los agentes policiales y las promotoras comunitarias durante la visita casa a casa desarrollada en la zona seis del municipio de Ciudad Sandino, en la capital.

A diario el personal de la Policía Nacional, junto a las compañeras organizadas dentro de la Comisaría de la Mujer, visitan los barrios con el objetivo de brindar acompañamiento a todas las familias y prevenir de esta manera hechos de violencia intrafamiliar, identificar casos de abandono y otras situaciones que ponen en riesgo a los miembros del núcleo.

“Llevando el mensaje de amor y solidaridad, respeto, unidad y tolerancia hemos venido hasta Ciudad Sandino y de esta manera atender alrededor de 400 viviendas del sector para interactuar con la familia y detectar casos de niños y niñas con problemas de violencia o adicción, si acaso los hubiesen. Con nuestro modelo de prevención pretendemos construir una Nicaragua más solidaria en la que reine la paz” externó la Comisionada Erlinda Castillo, Jefa de la Comisaría de la Mujer.

Castillo afirmó que los resultados del modelo de prevención han permitido reducir los índices de violencia intrafamiliar, tomando en cuenta que las consejerías están contribuyendo al restablecimiento de las relaciones de pareja y familia.

“Las estadísticas han disminuido. Es más, la cantidad de compañeros y compañeras que optan por la consejería, necesitan la consejería y sobre todo el componente de atención psico-social y en ese sentido, nuestra Comisaría de la Mujer junto a su personal especializado están dispuestos a apoyar el esfuerzo” afirmó.

Ciudadanos satisfechos con el modelo policial pro-activo

Durante el recorrido por las viviendas del sector, las autoridades identificaron un caso de abandono de menores, los que se encuentran bajo la tutela de su abuelo paterno, quien luego de la muerte de su hijo, asumió la crianza de los cinco niños que fueron olvidados por su madre, razón por la que la Comisaría de la Mujer en coordinación con el Ministerio de la Familia, Adolescencia y Niñez (MIFAN) le darán seguimiento, aún cuando los menores están siendo educados y cuidados correctamente.

“Es positivo el trabajo que está realizando la Policía, ya que de esta manera se están dando cuenta de los problemas que muchas veces se presentan en los hogares. En mi caso, estoy bajo la responsabilidad de cinco nietecitos, a los que dejó su mamá. Me hice cargo de ellos porque han quedado solos, siempre los he educado con cariño porque yo sufrí violencia y maltrato en mi niñez y sé lo duro que es eso, por ello trato de que mis nietos no vivan lo que yo sufrí” expresó Bayardo Espinoza.

Las consejeras a través de su trabajo de prevención han logrado ganarse la confianza de los ciudadanos, quienes abiertamente comparten con ellas la situación que se vive dentro de sus hogares, acción que refleja la necesidad que existía de llevar a cabo un programa como el que actualmente desarrolla la Policía Nacional.

“Muchas veces dentro de nuestras familias se dan casos de agresiones verbales. Yo considero que el trabajo que está realizando la policía es bueno, porque la ayuda llega hasta donde se origina el problema. En nuestro hogar mi mamá sufre agresiones por parte de mi hermano cada vez que está tomado y por eso se lo he planteado a los policías, porque espero que con mi planteamiento lo visiten y le brinden atención psicológica” concluyó Luis Martínez.