Alrededor de 150 animales silvestres fueron regresados a su hábitat natural en Chinandega, en una propiedad del grupo Coen de alrededor de cuatro mil manzanas de tierra, con un reducto montañosos de setenta manzanas, que son preparadas previamente para que los animales puedan desarrollarse con toda libertad.

Como una de los programas para la preservación y conservación del Medio Ambiente este consiste en rescatar animales silvestres que han sido maltratados, utilizados como mascotas o que se han extraviado de su ecosistema natural.

"Nosotros hemos encontrado esta oportunidad para contribuir con la protección del Medio Ambiente y la biodiversidad, con el apoyo de MARENA y refugio del Zoológico Nacional, siempre tratamos de volver a casa los animales de la fauna nicaragüense", expresó Piero Coen, presidente del Grupo Coen.

Estos animales son decomisados por la Policía Nacional o el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales de Nicaragua y trasladados al centro de rescate ubicado en el zoológico Nacional. Luego pasan por un proceso de rehabilitación para así después poder re-insertarlos a su habitad natural, libres de enfermedades.

Eduardo Sacasa, presidente de la fundación Amigos del Zoológico, dijo: "el sueño de nosotros es la liberación porque es el final del proceso de rehabilitación, en donde los animalitos tienen una oportunidad más de estar libres en los bosques naturales".

Para que los animales puedan ser liberados, el personal de la finca lleva a cabo varias actividades como preparación de la tierra, elaboración de caminos y además mantener a los animales después de liberados protegidos.

"El 22 de mayo se celebra el Día Internacional de la Biodiversidad, un tema más allá del ecosistema. En este proceso se anexa la liberación de animales silvestres en su habitad y como ministerio estamos agradecidos por formar parte de este programa que da una mejor vida a estos animales", dijo Bismarck Tinoco, representante de la dirección de diversidad de Marena central.

Desde que se inició esta práctica a mediados de 2012, se han liberado más de 600 animales silvestres como osos hormigueros, pizotes, mapaches, cocodrilos,monos, tucanes y tortugas entre otros, dándoles una segunda oportunidad para vivir y reproducirse en su medio natural y sobre todo preservar la especie.