Más de 220 viviendas del barrio San Ignacio, en el Distrito III de Managua, fueron fumigadas por brigadistas del Ministerio de Salud (MINSA) como parte de la lucha contra el virus chikungunya.

En esta jornada los trabajadores del Minsa no solo erradicaron los criaderos del mosquito transmisor sino también llamaron a la población a tomar las medidas correspondientes para evitar más casos de esta peligrosa enfermedad.

Alfredo Hernández, técnico del Departamento de Control de Vectores, señaló que ese trabajo es fundamental para erradicar al Aedes Aegypti, transmisor tanto del chikungunya como del dengue, otra de las enfermedades clásicas de esta época del año.

“Le hacemos un llamado a la población de que nos ayude a eliminar esos criaderos”, destacó Hernández.

Los pobladores del barrio San Ignacio valoraron como positivo el trabajo del Minsa, no obstante, se mostraron conscientes de que de nada serviría esto si ellos no se esfuerzan por botar los calaches donde se reproduce el mosquito.

“Lo mejor es limpiando nuestra casa, que esté todo aseado para eliminar los zancudos”, dijo Norma Esperanza López.

No menos satisfecho se expresó el poblador Néstor Sánchez, para quien eliminar los criaderos es la única forma de combatir al chikungunya y al dengue.

“Hay que mantener limpio, aseado, para que no haya ninguna enfermedad que nos vaya a perjudicar”, afirmó Sánchez.