La reforma a la Ley Agrícola de Estados Unidos, aprobada en el 2014, misma que establece el otorgamiento de subsidios a productores de maní de ese país norteamericano, ha despertado nuevamente la preocupación de los productores nicaragüenses dedicados a ese rubro, ya que esto provocaría una baja en los precios internacionales de este producto y por ende también podría significar la pérdida de algunos de los mercados hacia donde se exporta la mayoría de la producción manisera nicaragüense.

Para buscar soluciones a la problemática que le aqueja al sector, el mediodía de este martes representantes de los productores de maní sostuvieron un encuentro con el asesor presidencial en temas económicos, Comandante Bayardo Arce Castaño, de cara a establecer una comisión público-privada que permita establecer algunas medidas para paliar los efectos de esa reforma.

“Los amigos maniseros nos pidieron una reunión al Gobierno para plantearnos la gran preocupación que tienen por unas reformas a la Ley Agrícola de Estados Unidos que se hizo el año pasado y que de llegarse a implementar podría poner en peligro todas las inversiones que ellos tienen en la producción de maní”, manifestó Arce.

“(Los maniseros) trajeron un asesor norteamericano que les está ayudando a ver las cosas ahí… y bueno los hemos escuchado con el Ministro del MIFIC y el del MAGFOR, con ProNicaragua, y vamos a hacer una comisión de trabajo para profundizar más en los problemas y ver cómo los podemos paliar dentro de los esfuerzos que venimos haciendo de unir esfuerzos entre el Gobierno, los empresarios y los trabajadores”, declaró Arce.

Juan Álvaro Munguía, vicepresidente de la Comercializadora de Maní S.A. (COMASA), explicó que como sector se han abocado a trabajar con un consultor estadounidense que les está asesorando para buscar el camino de cara a sostener conversaciones con el Gobierno de Estados Unidos, contando para ello con el apoyo del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, que preside el Comandante Daniel Ortega Saavedra.

“Buscamos el apoyo del Gobierno, para con el Gobierno, sector privado y los productores hacer las gestiones necesarias para ver de qué forma podemos mitigar los perjuicios que puede tener para la agricultura (la reforma legislativa estadounidense) lo que nos preocupa es el incremento en las áreas de producción de Estados Unidos, porque eso afecta los inventarios a nivel mundial y estamos buscando un camino y lo tenemos que hacer con el apoyo del Gobierno porque es a través de Gobierno que se maneja esto”, expresó Munguía.

El Comandante Arce afirmó que a través de esa reforma, Estados Unidos está subsidiando a sus productores de maní, lo que significará poner en una situación de desventaja competitiva la producción nicaragüense, dado que el 50% de la producción se comercializa entre México e Inglaterra y con el subsidio que otorgaría el gobierno de Estados Unidos a sus productores, bajarían los precios y tendría sus efectos sobre la producción de maní en Nicaragua.

“Nosotros no exportamos a Estados Unidos, la exportación de nosotros va a México, Europa, Asia, Centroamérica y Latinoamérica, por lo tanto nosotros tenemos que estar viendo que no nos afecte cualquier medida que tome Estados Unidos”, comentó Michael Healy Lacayo, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic).

Aseguró que en Nicaragua se producen alrededor de 70 mil manzanas de maní, lo que representa 130 millones de dólares en divisas por exportación de ese rubro, por lo tanto están trabajando en pro de que esa producción no se vea afectada.

“El Gobierno nos está acompañando, nos dijo que nos va a acompañar en cualquier decisión que tomemos nosotros, ellos van a estar a la par de nosotros porque también tenés que cuidar la parte de empleo, porque el sector maní genera alrededor de 20 a 25 mil empleos, entonces tenemos que trabajar en pro de que ninguna medida sea una afectación para nosotros, y en ese sentido estamos trabajando”, puntualizó Healy Lacayo.