La entrada del invierno genera un incremento de las enfermedades respiratorias que afectan a los niños por ser uno de los grupos de población más vulnerables ante los cambios de clima.

El doctor Félix Sánchez, neumólogo pediatra del Hospital Manuel de Jesús Rivera “La Mascota”, explicó que con la llegada del invierno las enfermedades respiratorias agudas tienden a incrementarse, así como enfermedades menos graves como el catarro común, la otitis y la faringitis, debido a que en la época lluviosa aumenta la circulación de virus de mayor contagio.

“Los niños van a comenzar a presentar cuadros de gripe y catarro común con calentura, tos, dolor de garganta y dolor de oídos. Pero algunos de ellos, que se estima que es menos del 5%, van a comenzar con síntomas más severos que van a mostrarse como fiebre elevada, decaimiento, falta de apetito, vómitos y cuando la enfermedad es más severa comienza la dificultad respiratoria”, explicó el galeno.

Ante ese escenario, el especialista explicó que se deben tomar medidas adicionales para evitar que los niños contraigan enfermedades respiratorias.

“Hay que brindarle abrigo, evitando la exposición al aire frío, a la brisa. Durante la presentación de los síntomas entre los miembros de la familia, las personas que andan con tos, estornudo, calentura, dolor de garganta, tienen que lavarse las manos frecuentemente y tienen que evitar el contacto directo con los niños. Particularmente proteger a los niños más pequeños que son los que tienen más riesgo de sufrir neumonía y fallecer. Además debemos alimentarlos bien, continuar con el pecho materno para los lactantes y darles suficiente líquido”, recomendó.

Finalmente, Sánchez indicó que cuando un niño presente síntomas como calentura elevada, vómitos y dificultades respiratorias, debe ser llevado a la unidad de salud para su valoración y posterior traslado a un hospital.

Sánchez recordó que en caso de que el pacientito no amerite traslado a un hospital, en las unidades de salud hay disponibilidad de medicamentos y antibióticos para el control de la fiebre.