Un nuevo tramo de diez kilómetros de carretera adoquinada empezará a construir el Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) entre la comunidad de Rancho Rojo-La Calamidad en el departamento de Boaco, siempre y cuando los diputados de la Asamblea Nacional aprueben un financiamiento de 7 millones de dólares, recursos que serán otorgados por el Fondo OPEP para el Desarrollo Internacional (OFID) mediante un acuerdo que suscribió con el Gobierno Sandinista el pasado 17 de abril.

El titular del MTI, compañero Pablo Fernando Martínez, se reunió con los diputados de la Comisión de Presupuesto, Producción y Economía del Parlamento Nacional, para explicar las características técnicas de este proyecto, que está contemplado dentro del Plan de Inversiones de la institución, que sigue los lineamientos del Plan Nacional de Desarrollo Humano del Gobierno Sandinista, que prioriza el tema de infraestructura vial en el país.

De acuerdo a Martínez, este tramo es de suma importancia para ayudar a los productores a sacar la producción agrícola y pecuaria, de tal manera que esta pueda abastecer los mercados nacionales y extranjeros.

Las obras de mejoramiento consisten en cambio de la carpeta de rodadura, pasando de material granular a adoquinado, obras de drenaje menor y cunetas. Mediante el proyecto propuesto se financiarán tres componentes: obras civiles que consisten en el revestimiento de la carretera de adoquines, obras de drenaje y trabajos de señalización y seguridad vial.

Una vez concluidas las obras, estas beneficiaran a unos diez mil pobladores de las comunidades de La Calera, El Tesorero, La Bijagua y La Calamidad, detalló Martínez.

Este proyecto tiene como objetivo general, asegurar las condiciones de transitabilidad y de seguridad vial de una manera permanente y adecuada a la población usuaria del camino. La construcción iniciará en noviembre próximo.

Este préstamo de ser aprobado, tendrá un plazo de 20 años, incluyendo 5 de gracia, con una tasa de interés del 1.75% anual. Se pagará con 30 cuotas semestrales consecutivas, pagaderas el 15 de mayo y el 15 de noviembre de cada año.