El Padre Miguel D’Escoto, ex canciller de nuestro país y ex presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, destacó la importancia de que Nicaragua sea sede del Seminario Regional del Caribe sobre Descolonización, a la vez que reiteró su llamado a reinventar el papel de la ONU para hacer frente a las potencias colonizadoras.

Durante su participación en el encuentro, en representación de nuestro país, D’Escoto señaló que la ONU debe fortalecerse como organismo y de esta manera contrarrestar las acciones intervencionistas de potencias como los Estados Unidos.

“Todos hablan de una reforma en la ONU, lo cual debe ser olvidado, porque las reformas son superficiales. La ONU necesita más que reformas, necesita una reinvención. No obstante, los miembros del Comité de Erradicación del Colonialismo representan lo mejor en el proceso de acelerar la descolonización. El problema de la colonización se ha complicado porque estamos viviendo una etapa de guerra y agresiones por parte de los Estados Unidos en total y absoluta impunidad y cada vez que ellos agreden un país, lo ocupan, siendo una nueva forma de colonización” afirmó.

D´Escoto también se refirió a la situación actual de Puerto Rico, un país que mantiene un estatus de colonia frente a EEUU, la cual únicamente pueden vencerse una vez alcanzada la independencia y soberanía.

“Puerto Rico es la única región de nuestra Patria Latinoamericana que sigue bajo ocupación colonial y la gente de este país, mediante plebiscitos, que no deberían ser organizados por la nación que los está ocupando (…) ha dicho que no quiere el estatus actual”, destacó.

“El trabajo que realiza el Comité de Erradicación del Colonialismo es muy importante para mantener viva a las Naciones Unidas”, afirmó.

“La presencia de Estados Unidos en la ONU es un peligro porque está ahí para manipular la organización a favor de sus propios objetivos imperiales. Nosotros nos hemos empeñado en desenmascarar al imperio, hay que darse cuenta que tenemos al mayor enemigo de la ONU dentro de ella y no va a permitir su buen funcionamiento” concluyó D´Escoto.