La adicción al celular recibe el nombre de nomofobia y que se refiere a la ansiedad o miedo irracional a quedarse sin acceso al celular. Aunque no está considerada como una enfermedad o trastorno psicológico, la adicción al celular nos puede causar graves problemas en la vida diaria, tanto en el trabajo como en nuestras relaciones con las personas que nos rodean.

Distintos estudios llevados a cabo por empresas de marketing y aplicaciones han concluido que, de media, consultamos nuestro teléfono más de 100 veces al día. Aunque pueda parecer contradictorio utilizar el teléfono para frenar nuestra adicción al mismo, existen algunas aplicaciones que BBC Mundo nos comparte nos pueden ayudar a controlar el deseo irrefrenable de consultar nuestro celular.

Moment, una aplicación para iOS que rastrea cuánto utilizas tu iPhone o tu iPad cada día. Si crees que estás enganchado, puedes ponerte límites diarios y recibir una notificación cada vez que los superas.

Si tu caso llega a una situación extrema, esta aplicación te permite incluso sacarte por la fuerza de tu dispositivo al superar el límite. Si el problema no lo tienes tú, sino tus hijos adolescentes, también puedes rastrear su uso del teléfono con Moment Family y establecer un límite para toda la familia.

No te engañes

En lugar de mirar tu teléfono, podrías admirar el paisaje que tienes alrededor. Para averiguarlo puedes utilizar Checky, una aplicación similar a Moment que, en lugar de decirte cuánto tiempo pasas conectado, te da la información sobre cuántas veces has consultado el teléfono ese día y dónde. Es posible que la cifra resultante te sorprenda y te des cuenta de que te vendría bien ponerte algunos límites.

Otras aplicaciones funcionan con una lógica opuesta: en lugar de decirte cuánto tiempo pasas conectado, te informan del tiempo que logras estar offline. Es el caso de Pause, una app que te ayudará a reconectarte con la vida real, según sus fundadores.

Algunos usuarios de teléfonos inteligentes los consultan más de 100 veces al día. La aplicación rastrea el tiempo que eres capaz de pasar con tu teléfono en Modo Avión. Funciona de la siguiente manera: al abrirla, debes fijar la cantidad de tiempo que vas a estar desconectado y establecer qué actividad planeas hacer en lugar de, por ejemplo, enviar intrascendentes whatsapps a alguien que acabas de ver.

Hay gente que sólo se convence cuando tiene los números delante. FaceUp es una aplicación española que acumula estadísticas sobre el tiempo que usas el celular, al igual que Checky o Moment. Pero con esta aplicación también puedes ver gráficos que te explican la evolución del uso del teléfono y saber en qué aplicaciones ocupas más el tiempo.

FaceUp te anima a realizar otras actividades que te gusten, como cocinar o charlar con tus amigos.

Lo primero que debes hacer si utilizas esta aplicación es pasar un test en el que conocerás cuál es tu nivel de adicción. Luego, la aplicación te ofrece un programa para superar la adicción a través de retos para corregir tu conducta. Los datos que se acumulan son confidenciales.

Si ninguna de estas aplicaciones te funciona, puedes recurrir a un último medio: elNoPhone.

Siempre te queda la opción de adquirir el NoPhone. Una diseñadora holandesa llamada Ingmar Larsen creó un teléfono celular con una impresora 3D. Se trata de un objeto que parece un teléfono, con dimensiones similares, pero que en realidad es una pieza de plástico con forma de iPhone.

El aparato no tiene ni cámara, ni wifi ni permite llamar a nadie.

El NoPhone te aporta la sensación de tener un teléfono, pero sin la adicción. ¿Qué tal?