Ante la inminente llegada de las lluvias, el Comandante Ramón Landeros, de la Dirección General de Bomberos, llamó a la población a tomar medidas de precaución, con el objetivo de salvaguardar la vida de las familias.

Entre las principales recomendaciones, se encuentra el cuido de los niños, sobre todo evitar que salgan a las calles, pues en ocasiones buscan los cauces y esto podría provocar que una fuerte corriente los arrastre hasta provocar su muerte.

Cuando caiga una intensa lluvia acompañada por tormentas eléctricas, lo más recomendable es apagar los televisores, abanicos, refrigeradoras y desenchufar cualquier otro aparato que esté conectado al sistema eléctrico.

“Ante que inicien las lluvias nosotros recomendamos que revisen el sistema eléctrico, que las acometidas estén bien sujetas para que el movimiento del viento no provoque un cortocircuito y si hay uno, no se debe acercar a la parte metálica de la vivienda, porque esto podría golpear a una persona o sufrir quemaduras”, instó Landeros.

Evitar los incendios

En el caso de las comunidades rurales, recomendó a los campesinos a buscar sus hogares cuando empiece la lluvia, pues con ello evitaría cruzar ríos crecidos que pondrían en peligro las vidas. Igual se debe evitar acampar la lluvia bajo un árbol, porque corre el peligro de ser alcanzado por un rayo.

Insistió en la necesidad de que las familias asuman actitudes preventivas, de cara a evitar los incendios en nuestros hogares, ya sea por cortocircuito, fugas de gas u otra situación.

Las recomendaciones del jefe bomberil, se dieron tras brindar un informe de las principales incidencias de casos atendidos por esta institución, destacando seis situaciones relacionadas a cortocircuitos y llamas abiertas de tanques de gas, hechos que gracias a la rápida intervención de los bomberos, fueron reducidos a principios de incendios que no dejaron grandes pérdidas, ni personas lesionadas.