La dura y persistente batalla contra el dengue que impulsa el Gobierno Sandinista, a través del Ministerio de Salud, ha provocado una reducción de hasta el 78% de casos en lo que va del año, afirmó el director de Vigilancia para la Salud, doctor Carlos Sáenz.

El virus del dengue viene afectando principalmente en Honduras, El Salvador y Guatemala, en el caso de Nicaragua, la tendencia ha sido a la baja, pues se registran en estos primeros meses del 2015, un total de 128 casos, cifra inferior a los registros del año pasado, que sobrepasaban los 200 casos.

“En el caso de Nicaragua los casos se nos han disminuido, llevamos 128 casos en comparación al mismo periodo del año pasado, hasta el grado que tenemos un 78% de menos casos, lo que significa que el esfuerzo que hemos venido haciendo durante este tiempo de verano, ha dado resultados”, dijo Sáenz.

Reconoció que estos resultados han sido posible, gracias al esfuerzo articulado de las diversas instituciones del Gobierno Sandinista, cuyos funcionarios han trabajado en conjunto con los Gabinetes de las Familia, Comunidad y Vida de los barrios, en diferentes jornadas de limpieza, fumigación, para eliminar los criaderos del zancudos transmisor del dengue y chikungunya. También se ha logrado disminuir los casos de malaria en un 43%, igual se ha reducido los casos de neumonía y otras casos de influenza.

Intensificar batalla

Pero ahora que el invierno ya está tocando en nuestras puertas, el galeno manifestó que el MINSA y la comunidad van a intensificar las jornadas de abatización, fumigación y limpieza, a fin de evitar los criaderos de zancudo en los barrios.

Detalló que también se batalla contra el virus de leptospira, enfermedad que se ha incrementado en un 6% en relación al mismo periodo del año pasado. Informó que las jornadas de desratización se continúan desarrollando en los mercados, barrios y otras zonas, con el interés de reducir a su mínima expresión la población de roedores.

“La leptospirosis se trasmite a través de los ratones, las vacas, los perros, cerdos, caballos, a través de los animales domésticos, que entran a nuestras viviendas y si no tenemos tapados los alimentos, los recipientes de agua, y cuando pasa el ratón puede orinar y contaminar estos alimentos y por lo tanto nosotros adquirir la enfermedad”, recomendó Sáenz.

La doctora Martha Reyes, Directora de Prevención de Enfermedades, ante la inminente llegada del invierno, instó a las familias a prevenir todos los males mencionados, situación que es posible si se toman buenas prácticas en salud.
Recomendó la limpieza de techos, los canales, dentro de los hogares, a fin que el agua de lluvia no se acumule en zonas que pueden ser potenciales criaderos de zancudo.

“Es importante revisar las instalaciones eléctricas de nuestras viviendas porque si estas se mojan, pueden tener un cortocircuito y presentarse otro tipo de situaciones”, instó Reyes.

Igual recomendó evitar mojarse, proteger a los niñ@s y adultos mayores, para que no sean víctimas del dengue o chikungunya. Tapar los alimentos y aguas debe ser prioridad, además de lavarse las manos de forma constante.