Los ataques del periodista nacido en Cuba, Carlos Alberto Montaner, llegaron al punto de poner en el suelo todo mínimo respeto por la iglesia católica, en específico a su máxima autoridad el Papa Francisco, pues para el contratado por CNN el religioso no debió recibir al presidente de Cuba, Raúl Castro.

“Lo veo como una desesperación. Un irrespeto del señor Montaner a lo que representa el Papa”; dijo el periodista Adolfo Pastrán.

Todo ese sesgo lo reflejó Montaner en un artículo publicado este domingo en La Prensa, en el que dice que “el Papa, en su condición de Jefe de Estado, es una especie de rey dotado de poderes absolutos, elegido por un número de cardenales, todo ellos varones célibes, generalmente de edad madura”; lo que fue rechazado por Monseñor Bismarck Carballo vía telefónica.

“La reunión del Papa con los presidentes es parte de un andamiaje que se ha realizado. Así que yo creo que es mucha pequeñez de espíritu estar queriendo menospreciar el trabajo del Papa en América Latina”; dijo.

Raúl Castro viajó a El Vaticano para continuar con el sólido proceso de restablecer las relaciones con Estados Unidos, siendo el Papa uno de los responsables por ese gran avance.

Los consultados cuestionan severamente a La Prensa, por la irresponsabilidad con la que forman parte de este ataque.

“La Prensa va a ser continuadora de la herencia Chamorro. Y son vendepatrias, entregados a los norteamericanos”; enfatizó el diputado Wilfredo Navarro.

El artículo termina: “al Papa, en cambio, un destino chino para los cubanos parece contentarlo. Su reino, al fin y al cabo, no es de este mundo”.

Una opinión que las personas que hacen uso del respeto, sencillamente no creen.