El Padre Naguib Eslaquit, director del Centro de Retiro Espiritual “Betania”, manifestó que al cumplirse el 120 aniversario del natalicio del General Sandino, todos los nicaragüenses estamos enarbolando su bandera de victoria.

Al depositar su ofrenda floral en el Monumento a Sandino, ubicado en la Plaza de la Revolución, Eslaquit manifestó que el héroe nacional es un referente revolucionario en todo el mundo, pero ante todo para su pueblo.

“Hoy 18 de mayo todos los nicaragüenses, sin distingo de ninguna ideología política, nos rendimos y le damos gracias a Dios por lo que fue su vida, su ejemplo y enarbolamos su bandera de victorias”, indicó el religioso.

Dijo compartir las palabras de la Compañera Rosario Murillo, de que Sandino es ejemplo de valentía y paz, y llamó a que Nicaragua continúe por esa mística, esa espiritualidad y ese amor que nos legó.

Eslaquit señaló que este también es un día muy especial, porque fue justo un 18 de mayo cuando el héroe contrajo matrimonio con Blanca Arauz.