Las nuevas y modernas paradas de buses que el Gobierno Sandinista está instalando en la Capital, sirvieron de refugio para decenas de usuarios del transporte colectivo y transeuntes que circulaban sobre la Avenida de Bolívar a Chávez.

El fuerte aguacero que  éste fin de semana cayó sobre Managua y otros territorios del pacífico, sorprendió a los capitalinos que rapidamente encontraron protección en las paradas de buses, muchas de las cuales están finalizadas.